Líder en información
económica del negocio
de la moda

Entorno

2011, el año en que el algodón rasgó los resultados de la moda internacional

Modaes

29 dic 2011 - 05:00

 El ejercicio 2011 quedará marcado irremediablemente como el año en que los precios del algodón llegaron a su máximo histórico tras una alocada subida, seguida por un descenso igual de veloz. Y el año en que el pico en los precios de la materia prima más importante para el sector de la moda en todo el mundo rasgó los resultados de las principales empresas.

 

En los últimos treinta años, el algodón Upland sólo había superado en una ocasión, en 1995, el dólar por libra, hasta que en verano de 2010 comenzó una vertiginosa subida que se mantuvo hasta marzo de este año. Los precios se multiplicaron, hasta la cotización histórica del pasado marzo de 229,7 céntimos por libra, casi tres veces más que un año antes.

 

Afortunadamente para el sector, el conjunto de factores que motivó esta vertiginosa subida de los precios empezó a remitir entonces, provocando un abaratamiento igual de rápido: en noviembre, la libra de Upland se situó en 104,7 céntimos de dólar.

 

Pese a ello, grandes empresas de moda de todo el mundo se vieron afectadas por esta enajenación transitoria de los mercados de las materias primas, que vieron lastrados sus resultados en un momento en que la atonía del consumo en muchas partes del mundo impedía replicar al alza del algodón sobre los precios de venta al público.

 

Marks & Spencer, H&M y Primark son tres de las grandes empresas de distribución de moda de todo el mundo que han aludido al alza de precios de las materias primas para explicar la caída de sus resultados.

 

En este sentido, la británica Marks & Spender explicó en noviembre la caída de sus resultados en el primer semestre, del 8,7%, por el efecto combinado de su estrategia de reducción de precios con el encarecimiento de las materias primas.

 

Por su parte, la sueca H&M, en cuyas colecciones las prendas básicas (y por tanto el algodón) tienen un gran peso, perdió un 30% de beneficio antes de impuestos en el primer trimestre de su ejercicio fiscal.

 

Su consejero delegado, Karl-Johen Persson, explicó este traspié por el mismo motivo de M&S: “en lugar de pasar estos aumentos a los clientes, optamos por fortalecer nuestra posición en precios con el fin de consolidar más nuestra fuerte posición a largo plazo”.

 

Otro de los grandes grupos afectados de forma directa por el algodón fue la irlandesa Primark, perteneciente a la compañía Associated British Foods, dio una explicación casi idéntica a la caída de sus resultados en los nueve primeros meses del año. Esto es, fiel a mantener precios bajos pase lo que pase, repercutió sobre su propio margen las alzas fiscales (IVA) y el encarecimiento del algodón.