Líder en información
económica del negocio
de la moda

Empresa

Zegna prescinde de su director general en España tras concluir su restructuración

Modaes

4 ene 2012 - 05:00

Ermenegildo Zegna pone fin a su restructuración en el mercado español e introduce cambios en su equipo directivo en el país. Silvio Galimberti, hasta ahora director general de la empresa en España, ha abandonado la compañía. Zegna no tiene previsto remplazar a Galimberti.

 

Según han confirmado a Modaes.es fuentes de la empresa, el directivo salió de Zegna el pasado diciembre. Galimberti ha dejado la empresa para trasladarse a Italia, donde se incorporará a una firma de calzado.

 

La firma italiana no tiene previsto fichar a un nuevo director general para el mercado español, donde los directivos reportarán a partir de ahora directamente a Italia.

 

Galimberti se puso al frente de Zegna en España en febrero de 2009, cuando sustituyó a Danilo Caldiroli en la dirección general de la filial. En aquel momento, Galimberti contaba con una trayectoria de quince años en la empresa, tras haber pasado por las filiales de China y México.

 

A principios de 2009, Zegna puso en marcha un proceso de restructuración de su actividad en España y presentó un expediente de regulación de empleo (ERE) para despedir a 120 de los 700 empleados que la empresa poseía dedicados a producción.

 

Esta reducción de empleo, provocada por la caída de la demanda en mercados como Estados Unidos, Japón y España, fue el punto de partida de un proceso que terminó el año pasado, con la separación absoluta de las filiales de producción y distribución en España.

 

La sociedad Ezeti, que gestiona la distribución, se ha trasladado a la avenida Diagonal de Barcelona, mientras la producción (gestionada por la sociedad Italco) se mantiene en la planta de Sant Quirze del Vallès. La fábrica de Zegna en España produce 850 trajes al día.

 

Zegna cerró el ejercicio 2010 con unas ventas de 963 millones de euros, lo que representó un crecimiento del 21% respecto al año anterior. La empresa, de capital familiar, logró un ebitda (resultado bruto de explotación) de 140 millones de euros.

 

La compañía contaba a finales de 2010 con un total de 560 establecimientos, 300 de los ellos propios y el resto, franquicias. La empresa italiana se ha marcado el objetivo de llevar a cabo en 2011 veinte aperturas, la mitad de ellas en China.