Líder en información
económica del negocio
de la moda

Empresa

Zara da un paso más y empieza a cobrar por envíos online de prendas rebajadas

La medida llevaba tiempo ya en marcha en otros países. Para los artículos sin descuento, el envío continúa siendo gratuito a partir de treinta euros de gasto. Tampoco tiene coste si se recoge en tienda.

Zara da un paso más y empieza a cobrar por envíos online de prendas rebajadas
Zara comienza las rebajas este miércoles en la aplicación y en la web y el jueves en tiendas.

Modaes

22 jun 2022 - 18:01

Zara sigue blindando su margen ante el avance del online. La cadena de Inditex ha comenzado a cobrar en España por los pedidos online de prendas rebajadas, según consta en la plataforma de ecommerce de la empresa.

 

Para los pedidos de prendas no rebajadas, el envío continuará siendo gratuito si se realiza un gasto de más de treinta euros. En cambio, si no se llega a ese mínimo con artículos a precio completo, el envío se cobra a 3,95 euros. Las entregas en tienda continuarán siendo gratuitas.

 

Zara comienza las rebajas en España este miércoles 22 a las nueve de la noche en la aplicación, a las diez en la página web y el jueves 23 en tiendas, en línea con el resto de cadenas del grupo Inditex.

 

Por el momento, en España continúan siendo gratuitas las devoluciones, que sí han comenzado a cobrarse, siempre que se realicen con recogida a domicilio, en treinta mercados, incluyendo Reino Unido o Alemania.

 

 

 

 

Estos movimientos no son únicos en el sector: otras compañías, especialmente pure players, llevan varios años tomando medidas para limitar las devoluciones y proteger su margen en los envíos.

 

De hecho, el incremento de las devoluciones tras el fin de la pandemia ha motivado una oleada de profit warnings entre los operadores de ecommerce de moda como Asos, Zalando o Boohoo.

 

Inditex, que entró en el canal online en 2010, facturó el año pasado el 25,5% de sus ventas a través de Internet, frente al 14% de antes de la pandemia. El objetivo es que, para 2024, el canal aporte el 30% de su cifra de negocio.

 

La decisión de comenzar a cobrar por los envíos, aunque acotada, podría abrir la veda para que otros grupos del sector siguieran sus pasos, de la misma manera que cuando Zara lanzó su canal de venta online también motivó una reacción en cadena en el sector.

 

Además, pone fin a una larga etapa de barra libre de envíos y devoluciones en el sector del ecommerce de moda, donde durante años se ofrecían entregas y devoluciones gratuitas para lograr que el cliente se acostumbrara a comprar online.