Líder en información
económica del negocio
de la moda

Empresa

Zalando toca mínimos desde 2020 en bolsa tras entrar en pérdidas en el primer trimestre

Los rivales británicos de la compañía alemana, en cambio, han cerrado la jornada al alza: Boohoo ha repuntado un 5,85% y Asos, un 2,12%. Zalando ha reducido ingresos por primera vez.

Modaes

5 may 2022 - 18:41

Zalando toca mínimos desde 2020 en bolsa tras entrar en pérdidas en el primer trimestre

 

 

Zalando sufre en bolsa tras sus resultados trimestrales. El grupo alemán de ecommerce de moda ha cerrado la jornada con un retroceso del 10,61% en bolsa, hasta 33,21 euros, el mínimo desde marzo de 2020.

 

La mala evolución de la compañía, que cotiza en la bolsa alemana, no ha arrastrado a otros pure players europeos cotizados. La británica Boohoo ha repuntado un 5,85% y Asos ha cerrado la jornada con un repunte del 2,12%.

 

Entre los operadores de gran distribución de moda, la tendencia ha sido desigual: Inditex ha sido el mejor valor del Ibex35, con una subida del 2,65%, y la sueca H&M ha recortado un leve 0,97%.

 

 

 

 

Zalando cerró el primer trimestre con su primera caída trimestral de la facturación, hasta 2.205 millones de euros, y en pérdidas, con un resultado neto negativo de 61,3 millones de euros, pese a que otros KPI como los clientes activos o el número de pedidos aumentaron.

 

La empresa argumentó la evolución por una polarización de la demanda, entre el segmento más bajo de precio y el más alto. De hecho, el pedido medio se situó en 56,5 euros, el valor más bajo desde el primer trimestre de 2020.

 

En consecuencia, la empresa ha revisado sus previsiones para el cierre del ejercicio, y anticipa que se el crecimiento se situará en la parte baja de la horquilla prevista, de entre el 12% y el 19%.

 

 

 

 

Robert Gentz, co-consejero delegado de la empresa, explicó que, al principio del trimestre, la demanda se desplomó, lo que llevó a la compañía a disparar su gasto en márketing y aumentar las promociones, aunque se han normalizado desde entonces.

 

En paralelo, el incremento de los precios de la energía y la falta de personal disparó los costes de fulfillment: cada pedido cuesta hoy un 10% más que hace un año. Para compensarlo, la empresa contempla ahora introducir un importe mínimo de pedido en algunos mercados, como ya hizo en 2019 en nueve países.

 

Otro factor que afectó a la evolución de la compañía fue la adaptación de la oferta: según Getnz, Zalando se aprovisionó de demasiada ropa casual, cuya demanda cayó a medida que los clientes regresaron a la oficina.