Empresa

Wolverine Worldwide crece un 11% en 2022 y avanza en la venta de Keds y Wolverine Leathers

El grupo de calzado deportivo se encuentra en pleno plan estratégico para reducir sus niveles de inventario, lo que ha causado que sus ventas en el cuarto trimestre se sitúen en el rango menor de sus previsiones, apunta la empresa. 

Wolverine Worldwide crece un 11% en 2022 y avanza en la venta de Keds y Wolverine Leathers
Ahora, las marcas de la empresa se categorizan bajo Active (Merrell, Sweaty Betty, Chaco y Saucony), Work (Wolverine, Cat, Bates, Harley Davidson y Hytest) y Lifestyle (Sperry, Hush Puppies y Keds).

Modaes

10 ene 2023 - 12:53

Wolverine Worldwide avanza con su transformación tras cerrar otro ejercicio al alza. El grupo estadounidense de distribución de calzado deportivo ha elevado sus ventas un 11% en el año fiscal 2022, según los resultados provisionales que ha publicado hoy la compañía. La empresa también ha avanzado en la venta de su marca Keds y de su negocio Wolverine Leathers que comenzó a tantear el pasado diciembre. 

 

“Durante el cuarto trimestre, hemos alcanzado nuestras previsiones en ventas, gestión de inventario y flujo de caja”, ha señalado Brendan Hoffman, presidente y consejero delegado de la compañía estadounidense.

 

Wolverine Worldwide se encuentra en pleno plan estratégico para reducir sus niveles de stock, lo que ha causado que sus ingresos en el cuarto trimestre se sitúen en el rango inferior de sus previsiones, hasta 665 millones de dólares. La cifra supone un crecimiento del 5% frente al mismo periodo de 2021. 

 

A cierre del año, el inventario de la empresa se situaba en 805 millones de dólares, frente a los 880 millones de dólares del cierre de 2021. Cuarenta millones de dólares de esta cifra corresponden a los negocios de Keds y Wolverine Leathers. En el ejercicio, las ventas de la compañía estadounidense ascendieron a 2.658 millones de dólares.

 

 

 

 

Por marcas, Merrell, Saucony y Wolverine alcanzaron una facturación récord en el ejercicio 2022, aunque la compañía no ha dado más detalles. Las cinco mayores firmas del grupo (Merrell, Saucony, Sperry, Wolverine y Sweaty Betty) generaron el 73% de sus ventas. De estas, Sweaty Betty y Sperry fueron las únicas que redujeron su facturación en el periodo. 

 

El grupo estadounidense reorganizó su cartera el pasado diciembre con el objetivo de simplificar su estructura. Ahora, las marcas de la empresa se categorizan bajo Active (Merrell, Sweaty Betty, Chaco y Saucony), Work (Wolverine, Cat, Bates, Harley Davidson y Hytest) y Lifestyle (Sperry, Hush Puppies y Keds).

 

Además, el grupo ha puesto al frente de cada área de negocio a un nuevo ejecutivo: Active correrá a cargo de Chris Hufnagel, aunque Sweatty Betty seguirá estando supervisado por Brendan Hoffman, consejero delegado del grupo. En esta categoría se incluyen las marcas del grupo con el mayor potencial de crecimiento

 

El segmento Work, que incluye marcas “de crecimiento sólido y con una contribución al beneficio que ayuda a potenciar el desarrollo de las mayores firmas del grupo”, estará liderado por Tom Kennedy.

 

Por último, Katherine Cousins se convierte en la responsable de Lifestyle, que incluye las marcas que el grupo considera que necesitan una tranformación. “Estamos evaluando la mejor opción para cada una”, ha detallado Wolverine Worldwide. 

 

 

 

 

Como parte de este movimiento, la compañía emprendió la venta de Keds y de su negocio Wolverine Leathers, que aportan un porcentaje bajo al beneficio cnjunto del grupo. Además, la compañía de calzado está en proceso de recortar su plantilla con el objetivo de ahorrar unos treinta millones de dólares en 2023. 

 

El conjunto de iniciativas que la empresa ha puesto en marcha para simplificar su organización, incluyendo medidas aplicadas a la cadena de aprovisionamiento, generará un ahorro de 65 millones de dólares.