Líder en información
económica del negocio
de la moda

Empresa

Violeta e Federico quiere vestir a los niños de los mercados emergentes

9 dic 2011 - 00:00

Modaes.- Violeta e Federico acelera en su crecimiento internacional. La firma de moda infantil planea entrar en 2012 en mercados emergentes, después de poner en marcha su primera tienda propia.

La marca, fundada hace cuatro años en Barcelona por un grupo de amigas, nació como enseña para distribuir sus prendas a establecimientos multimarca. En un primer momento, las tres socias comenzaron a vender en España. Al mismo tiempo, decidieron asistir a las ferias internacionales de moda infantil de París y Florencia para “poder expandirnos de forma internacional”, explica Betty Jiménez, una de las socias de la firma.

 

“Empezamos a vender y decidimos abrir un buque insignia; necesitábamos tener una tienda propia para mostrar nuestro producto”, afirma Jiménez. Fue entonces cuando decidieron instalar su único punto de venta propio hasta la fecha en el cruce de Diagonal con Vía Augusta, en Barcelona.

 

Violeta e Federico tiene una plantilla de cinco personas, entre las que se encuentra Natalia Lasaosa, que es la encargada del diseño y confección de los prototipos de la firma. Los talleres, las patronistas y la distribución de las prendas están externalizadas.

 

La empresa nació en plena crisis y, según Jiménez, eso les favoreció: “aunque tuvimos que modificar las previsiones de crecimiento, nos aceptaron de forma más rápida”. Y añade: “hubo muchas marcas grandes que no aguantaron y nosotras estábamos allí como enseña nueva con concepto distinto”.

 

En estos cuatro años, la firma ha crecido, pero “de forma moderada y prudente porque no queremos crecer deprisa y no poder afrontarlo”, afirma Jiménez.

 

Los planes de futuro de la firma pasan por desarrollarse, a través de la venta en espacios multimarca o mediante acuerdos con socios locales, en mercados emergentes como el asiático o el latinoamericano, pero no se plantean abrir más tiendas propias. Las fundadoras no descartan abrir su capital para financiar su crecimiento.