Líder en información
económica del negocio
de la moda

Empresa

Valentino, Gucci y Pandora nombran nuevos capitanes para su negocio en China

El responsable del negocio de moda de Gucci en China es Laurent Cathala, quien hasta ahora lideraba Tiffany en Asia. Janice Lam será la nueva directora general de Valentino en China e Irving Holmes, el responsable de Pandora en el mismo mercado. 

Modaes

6 abr 2022 - 11:00

Valentino, Gucci y Pandora nombran nuevos capitanes para su negocio en China

 

 

El lujo arma estructuras en China en un entorno complejo para la moda en el país. Valentino, Gucci y Pandora han nombrado nuevos capitanes para liderar su negocio en el gigante asiático, donde la moda se encuentra amenzada por los cierres y por la preferencia por marcas nacionales. Los tres fichajes son externos y cuentan con una larga experiencia al frente del negocio en Asia de otros operadores del sector.

 

El nuevo director general del negocio de moda de Gucci en China continental es Laurent Cathala, que se incorpora a la empresa desde el mismo título en Tiffany. El puesto es de nueva creación para la empresa italiana, propiedad de Kering, según ha adelantado Bloomberg.

 

 

 

 

Cathala asumirá su posición a finales de junio y reportará al consejero delegado de Gucci, Marco Bizzarri. El ejecutivo ha sido responsable de Tiffany en China continental y la región del norte de Asia durante los últimos siete años.

 

Valentino ha nombrado a Janice Lam su nueva directora general en China continental. La ejecutiva se incorpora a la empresa de lujo desde Alfred Dunhill, donde ocupaba el mismo puesto, y ha pasado también por Prada.

 

Lam toma el relevo de Mitchell Bacha, que fue nombrado responsable de Valentino en China en abril de 2021. En su nuevo puesto, la directiva reportará a Jacopo Venturini, consejero delegado de la compañía desde mayo de 2020, según ha adelantado WWD. Valentino tiene 28 tiendas en la región.

 

 

 

Pandora también ha renovado su dirección en China y, a partir de mañana, Irving Holmes Wong asumirá el puesto de director general de la joyería danesa en el país. El ejecutivo reportará al director de operaciones de la empresa, Martino Pessina. Wong se incorpora a Pandora desde el puesto de director general en Asia Pacífico y en China de la empresa de cosmética Avon.

 

En 2021, la compañía de joyería facturó 1.100 millones de coronas danesas (147,9 millones de euros) en China continental, lo que supone aproximadamente un 5% de su cifra de negocio. La empresa cerró el ejercicio con un crecimiento anual del 23%, hasta 23.394 millones de coronas danesas (3.142,7 millones de euros). Frente a 2019, el alza fue del 9,44%.

 

Kering, matriz de Gucci, facturó 17.645,2 millones de euros en 2021, lo que supone un alza del 35% respecto al año de la pandemia y del 11% frente a 2019. Gucci es la firma más importante para el grupo francés por cifra de negocio y copó el 55% de sus ventas en 2021.

 

Valentino, por su parte, cerró el último ejercicio con unas ventas de 1.230 millones de euros, un alza del 41% frente a 2020 y del 3% respecto a 2019, antes del estallido de la pandemia. La empresa también salió de pérdidas en 2021. 

 

 

 

Un mercado en duda

El país es ya el primer mercado de consumo para la moda, por delante de Estados Unidos. Para los próximos años, el consumo de moda en China continuará acelerando y está previsto que la moda alcance 439.000 millones de dólares en 2026, según datos de Euromonitor.

 

Sin embargo, el gran mercado promesa para la moda está ahora en duda después de que marcas occidentales como H&M o Nike sufrieran en 2020 y 2021 boicots en el país tras posicionarse en contra de la situación de la minoría uigur en la región de Xinjiang, de donde procede el grueso de algodón del gigante asiático. En paralelo, ha comenzado en el país un nuevo fenómeno, denominada “marea nacional”, que define la creciente voluntad de los consumidores chinos por las marcas locales.

 

Además, el país mantiene una estricta política Covid Cero, que ha llevado a confinar en las últimas semanas localidades como Shanghái y Shenzhen tras el aumento de casos de coronavirus. Ayer, el consumo de moda de lujo en el país sufrió otro golpe con el anuncio del cierre del comercio en Hainan, donde se concentra la oferta duty free del país.