Líder en información
económica del negocio
de la moda

Empresa

Tracemark se prepara para aterrizar en Estados Unidos y México de la mano de Facet

La empresa catalana, que certifica prácticas responsables en el sector de la joyería a través de un software propio, planea lanzar su primera colección de joyas vinculadas al metaverso a finales de año. Además, la empresa también colaborará con Messika en Navidad.

Tracemark se prepara para aterrizar en Estados Unidos y México de la mano de Facet
La empresa, que planeaba facturar 100.000 euros en 2021, cerró el ejercicio con unas ventas de 150.000 euros.

Ainoa Erdozain

19 jul 2022 - 05:00

Tracemark suma mercados. La start up española, que certifica prácticas responsables en el sector de la joyería y los diamantes a través de su plataforma Transparent Tracking System (TTS), lanzará de la mano de la catalana Facet su primera colección de joyas trazables y conectadas al metaverso en Estados Unidos y México.

 

“Cada joya tendrá un NFT asignado para fortalecer la prueba de autenticidad de la joya y poder registrar así su propiedad”, explica Berta Serret, fundadora de la compañía, a Modaes. La empresa lanzará la nueva colección de cara a finales de año.

 

En los últimos meses, la empresa ha invertido 30.000 euros más para mejorar y actualizar su sistema interno de trazabilidad. En total, la inversión acumulada para software encriptado de Tracemark es ya de 700.000 euros. “El software es como un producto que está vivo y hay que mejorarlo continuamente para que continúe siendo efectivo”, señala Serret.

 

La empresa, que planeaba facturar 100.000 euros en 2021, cerró el ejercicio con unas ventas de 150.000 euros y, de cara a este año, se ha propuesto facturar 400.000 euros. “En lo que va de año ya hemos entrado en beneficios y esperamos poder superarlos a cierre de 2022”, explica Serret.

 

De momento, la empresa ha realizado ya colecciones junto a marcas como Tous, la holandesa C’est Moi Jewels, la española especializada en joyería de plata con diamantes naturales Secrecy, o Facet, especializada en la producción de joyas a escala internacional.

 

Próximamente, Tracemark también sumará a su cartera la joyería francesa de lujo de Messika con una nueva colección para Navidad que estará a la venta a partir de 5.000 euros. Para finales de año, la empresa se ha marcado el objetivo de contar con ocho marcas.

 

 

 

 

 

Los orígenes de Tracemark se remontan al año pasado. La empresa echó a andar de la mano de Berta Serret, su fundadora y consejera delegada, con una inversión inicial de 600.000 euros. Actualmente, la familia Serret es accionista mayoritaria de la empresa, incluyendo a José Miguel Serret, padre de Berta Serret y consejero delegado y fundador del fabricante de joyas Facet.

 

La empresa está especializada en garantizar las prácticas responsables y sostenibles dentro de la cadena de suministro de industria joyera a través de un software propio. “La industria del diamante es la más regulada del mundo, pero todavía hace falta seguir trabajando para que otras como la del oro sean más éticas”, explica la directiva.

 

“El 80% del oro que exporta Brasil a las refinerías de Suiza viene de minas ilegales ubicadas en países como Colombia o Perú”, señala Serret. “Con nuestra tecnología queremos resolver este problema y garantizar la sostenibilidad del sector analizando la cadena de suministro de la joyería desde la extracción de las materias primas”, sostiene.

 

Debido a la delicadez de los datos que gestiona Tracemark, que incluye el país de origen de la materia prima, la compañía minera que la extrae y el lugar fabricación de las joyas, la empresa quiere añadir una capa de blockchain a su software encriptado para “hacerlo más seguro” a partir del año que viene.