Líder en información
económica del negocio
de la moda

Empresa

Toni Pons sigue abriendo en España pese al coronavirus y pone el ‘pause’ en el extranjero

La compañía catalana de calzado, que cerró 2019 con una facturación de diecisiete millones de euros, acaba de abrir dos nuevas tiendas en Girona y Granada.

C. Juárez

28 may 2020 - 04:51

Toni Pons sigue abriendo en España en España pese al coronavirus y pone el ‘pause’ en el extranjero

 

 

Toni Pons acelera en retail pese al coronavirus. La compañía catalana de calzado, que finalizó el ejercicio 2019 con unas ventas de diecisiete millones de euros, acaba de poner en marcha dos nuevos establecimientos en Girona y Granada, con lo que alcanza 15 tiendas en el país.

 

“Ha sido un periodo difícil, pero seguimos en marcha”, asegura Jordi Pons, al frente de la compañía, a Modaes.es. Para hacer frente al impacto de la pandemia, la empresa recurrió a un expediente de regulación temporal de empleo (Erte) a mediados de marzo sobre su plantilla de tiendas, que asciende a cincuenta personas.

 

Con la apertura de tiendas en España, Toni Pons a ka mayor parte de sus trabajadores el pasado lunes. La negociación con los caseros también ha formado parte de los dos últimos meses para la compañía. “Algunos se meten contigo en el barco e intentan sacarlo a flote y otros se han cerrado en banda”, confiesa Pons.

 

El empresario explica que espera recuperar las ventas perdidas durante la cuarentena durante el segundo y el tercer trimestre, aunque la caída del turismo, un público al que Toni Pons está muy enfocado, “ha sido un golpe duro”.

 

 

 

 

En cuanto al negocio internacional, la empresa ha paralizado su expansión. “Es muy complicado mirar al extranjero ahora, porque en algunos países como Arabia Saudí han tenido que volver a confinarse, y en Latinoamérica cada país es diferente”, señala Pons.

 

Fuera de España, la compañía cuenta con presencia en 4.000 puntos de venta en todo el mundo. Además, en Colombia la empresa cuenta con una tienda propia, otras cuatro en México, una en Malasia y dos  en Arabia Saudí. Los planes de Toni Pons pasaban por extender su presencia en el país de Oriente Próximo con siete tiendas propias.

 

El negocio online de la compañía, por su parte, aun continúa siendo bastante residual, copando únicamente entre el 3% y el 5% de la facturación. Durante el periodo de confinamiento, las ventas a través de la Red se han incrementado, aunque “no tanto como estaba previsto”.

 

 

 

 

Los orígenes de Toni Pons se remontan a 1946 como fábrica de alpargatas en Girona. Ya en la década de los sesenta, y a medida que la distribución de sus colecciones iba ganando terreno en España, la empresa cambió de instalaciones.

 

En los noventa, la compañía dio el salto internacional, primero en los mercados más próximos, como Francia, Italia y Reino Unido, para más adelante llegar a los cinco continentes. Toni Pons produce en seis fábricas ubicadas en La Rioja y Elche (Alicante) y que trabajan en exclusiva para la marca.