Líder en información
económica del negocio
de la moda

Empresa

Tendam: tres nuevas marcas en 2022 y adelanta objetivos para volver al pre-Covid en 2021

El grupo español liderado por Jaume Miquel incide en su estrategia de crecer entrando en nuevos nichos de mercado para capturar cuota de mercado liberada. La empresa saltará al retail con Hoss Intropia en 2022.

Pilar Riaño

29 oct 2021 - 05:00

Tendam: tres nuevas marcas en 2022 y adelanta objetivos para volver al pre-Covid en 2021

 

 

Tendam profundiza en su estrategia de crecimiento en nichos con nuevas marcas. El grupo español, propietario de Cortefiel, Women’secret o Springfield, prepara el lanzamiento de tres marcas más en 2022, que se sumarán a Hoss Intropia, High Spirits y Slow Love, que han visto la luz en 2021. La empresa, que prevé que Hoss Intropia y Slow Love aporten cien millones en ventas en cinco años, adelanta sus planes de recuperación tras la pandemia y prevé rozar los niveles pre-Covid en el ejercicio en cursotras cerrar el primer semestre con una caída de sólo el 5% respecto a 2019.

 

Según ha explicado Jaume Miquel, presidente y consejero delegado de Tendam, a Modaes.es, la empresa prepara el lanzamiento de tres nuevas marcas para el año próximo. A diferencia de Hoss Intropia y Slow Love, que fueron adquiridas y relanzadas, Tendam pospone de momento las compras y los tres nuevos conceptos serán propios.

 

“Atacaremos segmentos que conocemos y en los que nos sintamos cómodos”, señala Miquel, que prefiere no adelantar el posicionamiento ni el producto de las nuevas marcas, aunque asegura que no la empresa no entrará ni en la categoría de hogar ni en infantil.

 

En lo que va de 2021, Tendam ha relanzado Hoss Intropiaha comprado Slow Love (propiedad de Sara Carbonero e Isabel Jiménez) y ha puesto en el mercado High Spirits de la mano de la influencer digital María Pombo. El objetivo con estos nuevos conceptos es, según Miquel, “capturar la cuota liberada” que quedará en el mercado con la crisis provocada por la pandemia del Covid-19, que provocará el cierre de marcas. “El mercado se va a contraer en España y, probablemente, no se recuperará hasta finales de 2023 o 2023, pero habrá oportunidades y hay que captarlas”, señala Miquel.

 

 

 

Estas tres “iniciativas inorgánicas” de crecimiento han representado el 5% del crecimiento del grupo en el primer semestre y el 12% en el segundo trimestre. A cierre del primer semestre, las tres marcas aportan al total de las ventas alrededor de 18 millones de euros, un 3,5% del total.

 

De los tres lanzamientos que el grupo ha hecho hasta la fecha, Hoss Intropia y Slow Love son los que registran una mejor evolución, mientras High Spirits requiere “más tiempo de incubación”. Si las dos primeras se dirigen a un público de edad similar al de sus cadenas principales, la tercera tiene un posicionamiento más joven, donde Tendam parece sentirse menos cómoda.

 

Hoss Intropia y Slow Love comenzarán ahora una nueva fase de desarrollo con el objetivo de que aporten 50 millones de euros de euros cada una en un plazo de cinco años. La primera prepara ya la apertura en 2022 de sus primeras tiendas físicas monomarca, “básicamente en España, pero con mucho interés por parte de franquiciados internacionales”. En 2022, las previsiones pasan por que estén presentes en quince mercados.

 

 

 

Recuperación prepandemia

El lanzamiento de nuevas marcas forma parte del plan diseñado por Tendam para recuperar tras el impacto de la pandemia. La empresa ha apostado también por una reorganización de su estructura para ponerla al servicio de los segmentos en que opera y por una transformación del papel de la tienda.

 

Tras finalizar el primer semestre cerca de las cifras del mismo periodo de 2019, el consejero delegado de Tendam señala que los objetivos se adelantan y que sus proyecciones pasan por finalizar el ejercicio 2021 (que se cerrará en febrero de 2022) un 5% por debajo del ebitda de 2019 y con ventas “ligeramente” inferiores al pre-Covid.

 

“A cierre de octubre, el comparable está un 1,2% por encima de 2019; ahora mismo no descarto cerrar 2021 con un comparable neutro o ligeramente positivo”, destaca Miquel. “El sector ha hecho un buen trabajo de saneamiento, pero transformaciones no ha habido tantas –dice-; nosotros hemos cambiado estrategia y estructura y, además, hemos corrido”. “El pospandemia va a ser binario: los que recuperan son los que han hecho transformación y tienen capacidad financiera”, sostiene.

 

En los últimos meses, la empresa se está viendo afectada, como el conjunto del sector, por la ruptura de la cadena de suministro, con costes de transporte en máximos y retrasos en la entrega de mercancías que amenazan las campañas de Black Friday y Navidad. Aunque admite que la empresa ha recurrido más al transporte en avión (más caro) y que no es “ajena” a la situación global, el ejecutivo señala que “no visualizamos problemas de stock”.

 

En su opinión, en los próximos meses la “presión promocional del sector se va a aminorar ligeramente” para hacer frente a la situación y en el caso de Tendam no prevé cambios en la estructura de aprovisionamiento. “Estamos bajando algo el peso de China y concentrando proveedores, pero pensando más en compensar algo los costes que en modificar nuestro modelo”, dice el primer ejecutivo de Tendam.

 

El ejecutivo tampoco prevé cambios en el corto plazo en su red de tiendas, que ya experimentó un proceso de reestructuración antes del Covid-19. De hecho, Miquel contempla incluso “un 2022 de aperturas netas” con el nuevo papel de las tiendas, convertidas en almacenes al servicio de la venta online.

 

El canal digital representa ya el 13% de las ventas y el 33% del ebitda del grupo, con un margen que se sitúa por encima del 50% (frente al 62,4% general), aupado por las mejoras de rentabilidad y de rotación de producto que generan las recogidas y devoluciones en tienda.