Líder en información
económica del negocio
de la moda

Empresa

Sybilla busca socios inversores mientras refuerza su negocio a través de licencias

S. Riera

12 may 2015 - 04:52

 

Sybilla sienta las bases de su nuevo proyecto empresarial. La diseñadora, que ha regresado a la moda con la colección de primavera-verano 2015, cuenta ya con un socio inversor y está en negociaciones para dar entrada a otros. “Buscamos socios que aporten no sólo financiación, también ideas y experiencia”, han explicado fuentes de la compañía a Modaes.es.

 

La histórica diseñadora vuelve a construir su propia marca de la mano de Cibrán Vázquez, con quien ya emprendió el proyecto Fabrics For Freedom en 2009. Sybilla ha empezado también a desarrollar el negocio a través de licencias. La primera iniciativa en este sentido ha sido la realización de una colección de alfombras con Nani Marquina. La empresa está en conversaciones con varios licenciatarios y productores para empezar distintas líneas.

 

La primera colección de Sybilla en esta nueva etapa se ha empezado a comercializar en puntos de venta emblemáticos, como 10 Corso Como en Milán o Persuade, en Bilbao. La próxima colección otoño-invierno 2015-2016 tendrá una distribución más amplia y podrá encontrarse en más establecimientos en Estados Unidos, China, Italia y España.

 

La compañía ha dado también sus primeros pasos en retail con la puesta en marcha de una primera pop up store en Madrid, en El invernadero de San Lorenzo. Los planes de Sybilla pasan por mantener esta estrategia y abrir otras tiendas efímeras en Palma de Mallorca, Barcelona, Nueva York o París.

 

Desde la empresa se valora de manera muy positiva el arranque por la buena aceptación que ha tenido el regreso de Sybilla entre los clientes, los consumidores y la prensa en España, pero también en las capitales internacionales de la moda, París, Milán y Nueva York. Por otro lado, la diseñadora ha abierto el salón Media y Novias, al que han regresado antiguas clientas.

 

“Hacía tiempo que Sybilla sentía la necesidad de volver a la moda y cuando por fin conseguimos recuperar el control de las marcas, nos lanzamos enseguida”, explican desde la compañía. El año pasado, la diseñadora, que fue una de las más admiradas a nivel mundial en la década de los ochenta, rompió con sus antiguos socios, Martín Varsavsky y Miguel Salís, para retomar el control de sus enseñas, Sybilla y Jocomomola.

 

La diseñadora inició su andadura en el mundo de la moda en 1983, cuando abrió su primer taller en Madrid y presentó su primera colección. Dos años después, la creadora inició la comercialización de sus colecciones y empezó a desfilar en el Salón Gaudí de Barcelona. A finales de los ochenta, Sybilla se alió con el grupo industrial italiano Gibó, con el que dio el salto internacional.

 

En los noventa, la creadora optó por mantenerse en un segundo plano y se retiró a Mallorca, aunque continuó con el negocio de las licencias, con la línea de moda joven Jocomomola, la de hogar Sybilla Casa, y la de moda nupcial y fiesta Sybilla Noche. En los últimos años, la creadora cedió la gestión de sus marcas a sus socios, que pusieron en marcha las tiendas de Jocomomola en Madrid, hoy ya cerradas, y trataron de relanzar sin éxito la marca Sybilla.