Líder en información
económica del negocio
de la moda

Empresa

Swarovski culmina su transición y nombra al primer consejero delegado externo a la familia fundadora

La empresa austríaca especializada en cristal tallado ha nombrado a Alexis Nasard, procedente de la consultora McKinsey, nuevo consejero delegado. Después de 127 años, Nasard es el primer ejecutivo ajeno a la familia fundadora en tomar el control de la empresa.

Modaes

14 jun 2022 - 17:02

Alexis Nasard, consejero delegado de Swarovski

 

 

Swarovski emprende un nuevo camino. El grupo austríaco, especializado en de cristal tallado, ha nombrado a Alexis Nasard nuevo consejero delegado de la compañía, según WWD. Nasard es el primer consejero delegado ajeno a la familia fundadora en 127 años de historia.

 

La empresa ya comunicó el año pasado que se encontraba en búsqueda de un nuevo consejero delegado ajeno a la familia después de que Robert Buchbauer, consejero delegado de la empresa y bisnieto de Alfred Swarovski, hijo del fundador de la empresa, abandonara su cargo. El relevo cobrará efectividad el próximo 4 de julio. En su nuevo cargo, Nasard será el responsable de “anclar la marca en su herencia de lujo y liderar la transformación de Swarovski” a lo largo de su cadena de valor.

 

Nasard cuenta con más de treinta años de experiencia en empresas como Procter&Gamble, Heineken o Bata Group, especializada en calzado. Además, el directivo también fue consejero delegado de Kantar y asesor en McKinsey&Company. A partir de julio, el directivo trabajará conjuntamente con Giovanna Engelbert, directora creativa de Swarovski, para implementar un nuevo plan de transformación.

 

 

 

 

Hasta el fichaje de Nasard, la dirección de Swarovski estaba ocupada de manera interina por Michele Molon. Tras el nombramiento de Nasard, Molon ha sido nombrada nueva directora comercial, puesto de nueva creación.

 

Con sede en Wattens (Austria), Swarovski lleva meses de reestructuración para separar los puestos de control de los puestos de gestión con el objetivo de “profesionalizar las estructuras y abrir la empresa”.

 

El año pasado, como parte de esta profesionalización, la compañía realizó cuatro incorporaciones a su consejo de administración de personas ajenas a la familia: Robert Singer, antiguo director financiero de Gucci; Manuel Martínez, consejero de Bally; Annalisa Loustau, ejecutiva de Cartier; y Luisa Delgado, directora de operaciones de Schleich.

 

Además, Nadja Swarovski, que se incorporó al grupo 1995, abandonó su cargo como directora de marca en Swarovski el pasado 31 de diciembre, aunque se ha mantenido desde entonces vinculada con la empresa como chair emeritus. Su salida siguió a la de Robert Buchbauer, ex consejero delegado, y Mathias Margreiter, director financiero del grupo, en octubre.

 

Fundada en 1895 en Austria, Swarovski está compuesta por tres divisiones: Swarovski Optik, dedicada a la producción de instrumentos ópticos de alta precisión; Tyrolit, para la fabricación de maquinaria de precisión, y Swarovski Crystal Business, de diseño, producción y venta de cristal tallado. Según los últimos datos disponibles, la empresa cerró el ejercicio 2019 con una facturación de 2.700 millones de euros.