Líder en información
económica del negocio
de la moda

Empresa

Superdry crece en Palma y busca oportunidades en Sevilla, A Coruña y Madrid

14 abr 2011 - 00:00

C. Pareja.- Superdry, controlada en España por la empresa distribuidora Osaka68, apuesta por España y prepara la apertura en Palma de Mallorca. La firma, que el pasado 7 de abril su primer establecimiento en España, ubicado en calle Provenza de Barcelona, continúa su proceso de expansión por el país y busca nuevas ubicaciones para ampliar su red de tiendas, concretamente en A Coruña, Sevilla y Madrid.

Con una decoración industrial, plagada de latas oxidadas y madera, Superdry abre su primer establecimiento en Barcelona, en el número 253 de la calle Provenza. Con polos de colores flúor, felpas con el logo de Superdry y chaquetas de cuero, que han vestido personalidades como David Beckham, la firma hace frente a su futuro crecimiento en España.

“El establecimiento que se abrirá en Palma de Mallorca estará ubicado en el paseo Jaime II, uno de los más comerciales de la isla, y será la primera franquicia de Superdry en España”, explican fuentes de Osaka 68, distribuidor oficial de la firma en el país

 

“Tras la apertura de la primera tienda en España, buscamos ubicaciones en Coruña, Sevilla y queremos abrir más establecimientos en Barcelona”, sostienen desde Superdry en España. “En Barcelona buscamos establecimientos en el casco antiguo así como en centros comerciales”, explican desde Superdry, que aseguran estar muy contentos con los resultados obtenidos en los primeros días de actividad de su primera tienda en el país.

 

Todas las aperturas se harán realidad en el segundo semestre de este año, que será la primera fase de crecimiento de la compañía en España. A partir de 2012, concretamente en el primer semestre del año, será cuando la compañía pondrá en marcha su segunda fase, que pasa por abrir varios establecimientos de Superdry en Madrid y en el norte de España, presumiblemente en Bilbao.

 

Superdry pertenece al grupo británico SuperGroup, que opera en 36 países con marcas como SurfCo California o la multimarca Cult. La compañía, que dio el salto al parqué el año pasado, inició su actividad en 1985.

 

El pasado febrero, la empresa cerró los nueve primeros meses de su ejercicio con una ventas de 172 millones de libras (193,9 millones de euros), con un crecimiento del 74,7% respecto al mismo periodo del año anterior.