Líder en información
económica del negocio
de la moda

Empresa

Soloio se ajusta para volver a crecer y se traslada a un nuevo cuartel general en Madrid

La compañía de moda masculina ha cerrado su establecimiento en Barcelona y ha concentrado toda su actividad logística en unas nuevas oficinas en la calle Montesa de Barcelona.

Iria P. Gestal

22 sep 2020 - 05:00

Soloio se ajusta para volver a crecer y se traslada a un nuevo cuartel general en Madrid

 

 

Aguantar para volver a tomar la ola del crecimiento. Tras el duro golpe del coronavirus en el que los ingresos se redujeron casi a cero, Soloio inicia ahora una nueva etapa de contención con el objetivo de superar la crisis y encarar de nuevo la senda positiva. La empresa de moda masculina encara esta etapa desde un nuevo cuartel general, al que acaba de trasladarse y que está también ubicado en Madrid.

 

Soloio ha optado por concentrar toda su actividad logística en su nueva sede, ubicada en el número 39 de la calle Montesa. En las oficinas actualmente trabajan seis personas, aunque hay parte de la plantilla que continúa afectada por el expediente de regulación temporal de empleo (Erte) que se aplicó durante el estado de alarma.

 

Soloio también ha reorientado su oferta y su estrategia de comunicación, apostando por más producto básico y de continuidad. “Nuestro bestseller son las corbatas, y sin eventos y con el teletrabajo, es una de las categorías que más se han visto afectadas”, señalan desde la compañía.

 

La empresa ha logrado ajustar la entrada de stock porque trabaja con proveedores en proximidad, la mayoría en Italia, y ha optado por potenciar el posicionamiento de compañía sostenible. “Queremos volver a los orígenes, con ediciones limitadas y básicos, y potenciar el consumo responsable y sostenible”, añaden desde la empresa. 

 

 

 

 

Según ha explicado desde Soloio a Modaes.es, la empresa ha puesto en stand by sus planes de expansión internacional, que pasaban por aterrizar en México y Panamá a medio plazo. De hecho, cuando se decretó el estado de alarma en España, los primeros ejecutivos de la marca se encontraban en México, negociando con futuros socios locales.

 

La compañía también ha echado el cierre a su establecimiento en Barcelona, una decisión que estaba ya sobre la mesa antes del estallido de la pandemia pero que se ha acelerado tras ella.

 

Actualmente, la compañía cuenta con cuatro tiendas en Madrid y otras dos en Valencia y Oviedo. En el extranjero, la compañía opera con cinco tiendas en Colombia: una en Cartagena de Indias, dos en Bogotá y una en Medellín. De ellas, dos pudieron reabrir sus puertas la semana pasada, tras levantarse el cierre obligatorio del comercio en el país, pero otras dos continúan cerradas.

 

El canal online, que antes del confinamiento copaba un 8% de la facturación de la empresa, ha crecido entre un 4% y un 5% durante los últimos meses, y el objetivo ahora es seguir potenciándolo, sobre todo en Europa. Soloio echó a andar en 1994 de la mano de Alejandra Brizio y Fernando Durban.