Líder en información
económica del negocio
de la moda

Empresa

Skunkfunk se transforma en Skfk para ser más ‘mainstream’

La compañía vasca de moda femenina mantendrá la misma línea de diseño y producto, pero remodelará toda su imagen de marca y el concepto de tienda, con miras a ampliar su público.

Silvia Riera

29 jun 2018 - 05:00

Skunkfunk, nueva etapa: cambia a Skfk para acelerar en el ‘premium’

 

 

Skunkfunk inicia una nueva etapa. La compañía vasca de moda femenina cambia de nombre y pasa a llamarse SKfk. La empresa muda así la piel para adaptarse a la evolución que ya había realizado en el diseño y el producto y con miras a ampliar su público y pisar el acelerador en el segmento premium.

 

La empresa empezará a introducirlo a través del canal multimarca en las ferias internacionales de julio. Al mercado de consumo, el nuevo nombre llegará con la colección primavera-verano 2019, que se comercializará a partir de febrero.

 

“Queremos romper la barrera que nos crea ser vistos aún como ropa alternativa”, ha explicado Maria Curutchet, directora creativa de la empresa. “No es un cambio radical, pero sí repensamos quiénes somos y quiénes queremos ser”, ha señalado Curutchet. “Vimos que la marca no representaba el cambio que la empresa inició a finales de los noventa con las colecciones”, ha apuntado.

 

 

 

 

Curutchet, con diez años de trayectoria en Skunkfunk, asegura que, en este periodo, la marca ha hecho aún más hincapié para dejar atrás el estilo alternativo con el que empezó para ir hacia otro de más “femenino”. “El producto se ha hecho mucho más comercial y menos alternativo”, ha afirmado. “Para nosotros, el cambio de nombre es una evolución natural, pero si pensamos en el mercado, sí simboliza un paso nuevo”, ha explicado.

 

La directora creativa señala que el cambio de nombre servirá para mantener la consumidora actual, pero también para acercarse a quienes no la conocen o a quienes sí la conocían pero no la compraban. La nueva denominación de la marca se ha pensado teniendo en cuenta la trayectoria, sus elementos identificativos y su imaginario.

 

Abanderada de la moda eco en España, Skunkfunk cerró 2017 con venta de catorce millones de euros. Liderada por Mikel Feijoo, la compañía tiene sede en Lezama (Bilbao) y cuenta con una plantilla de 150 trabajadores. La empresa inició una nueva etapa en 2013, cuando superó un proceso concursal. Desde entonces ha mantenido su política de crecimiento internacional y apertura de tiendas.

 

 

 

 

En la actualidad, la compañía tiene 26 tiendas propias en España, Francia, Portugal, Alemania, Irlanda, Holanda, Estados Unidos y Chile. En el mercado español, el grupo suma también ocho corners en establecimientos de El Corte Inglés.

 

El año pasado, la empresa hizo hincapié en el mercado latinoamericano, con la apertura de dos establecimientos en Santiago de Chile, uno en el barrio de Lastarria y otro en el de Providencia. Este año, la compañía ha puesto su punto de mira en el norte de Europa y ha entrado en dos nuevos mercados, Suecia y Holanda, donde ha abierto espacios comerciales en las localidades de Malmö y Eindhoven.

 

Ahora, con el cambio de nombre, Skunkfunk ha dejado en stand by la apertura de más tiendas para centrarse en la reforma de las actuales para ir incorporando los criterios de la nueva imagen.