Líder en información
económica del negocio
de la moda

Empresa

Sita Murt encara una nueva etapa de crecimiento con una apertura en Girona tras superar los 6 millones en 2015

C. Pareja

21 ene 2016 - 04:45

La catalana Sita Murt pone en marcha una nueva etapa de crecimiento. Tras el fallecimiento de su fundadora (Sita Murt) el pasado 2014 y de abandonar el concurso de acreedores a principios del pasado año, Sita Murt emprende una nueva fase de desarrollo con la puesta en marcha de nuevas tiendas, la primera de ellas en Girona.

 

Sita Murt deja atrás el ejercicio 2015 con un crecimiento del 3% en su cifra de negocio. La compañía ya ha superado los seis millones de euros de facturación y la previsión del grupo pasa por elevar esta cifra un 15% a cierre de 2016, tal y como explican fuentes de la empresa a Modaes.es. El 60% de las ventas del grupo ya provienen del mercado internacional.

 

“El crecimiento no ha sido desorbitado, pero es que se ha llevado a cabo una reorganización de la red de distribución de la empresa -explica Toni Palmes, director general de Sita Murt-; entre los cierres, se encuentra nuestro outlet en La Roca, que ya no respondía a las necesidades de la marca pero que aportaba mucho al total de la ventas anuales de la marca”.

 

La compañía ya ha superado los seis millones de euros de facturación y la previsión del grupo pasa por elevar esta cifra un 15% a cierre de 2016

 

Los planes de Sita Murt pasan por continuar elevando su presencia en España. La última tienda que ha abierto la firma catalana en el país está ubicada en La Rambla de Girona. El establecimiento cuenta con una superficie comercial de 80 metros cuadrados y está localizado en pleno centro histórico de la ciudad.

 

Sita Murt, que ya cuenta con una red de distribución formada por nueve puntos de venta, descarta por el momento desarrollar su marca en el mercado internacional a través de tiendas propias. “Está en nuestros planes abrir en el extranjero, pero a medio o largo plazo –asegura Palmes–; por ahora, nos centramos en España, donde abriremos este año dos tiendas más”.

 

La marca deja atrás una etapa condicionada por la crisis económica y la caída del consumo. La compañía abandonó oficialmente el concurso de acreedores a principios de 2015. El juzgado mercantil número 2 de Barcelona aprobó el convenio pactado por los acreedores y la sociedad Esteve Aguilera, propietaria de la marca Sita Murt.

 

Sita Murt entró en los juzgados en mayo de 2013 al no poder hacer frente a sus compromisos financieros como consecuencia de la caída de las ventas. La compañía solicitó concurso voluntario de acreedores para su matriz, que cerró 2011 con un pasivo de 5,7 millones de euros, 2,5 millones de euros de los cuales correspondían a deuda con entidades.