Líder en información
económica del negocio
de la moda

Empresa

Showroomprive vuelve a la senda del crecimiento aupado por el exceso de stocks

La compañía francesa de ecommerce ha cerrado el segundo trimestre con un crecimiento del 19%, frente a la caída del 20% registrada en el primer trimestre, y ha reducido sus pérdidas.

Modaes

27 jul 2020 - 10:53

Showroomprive vuelve a la senda del crecimiento aupado por el exceso de stocks

Thierry Petit y David Dayan, cofundadores y co consejeros delegados de Showroomprive.

 

 

Showroomprive vuelve a crecer. La crisis del coronavirus ha disparado el inventario de las marcas de moda y ha dado alas al modelo de la compañía francesa, especializada en la venta de stocks a través de Internet. En el segundo trimestre, el más duro de la crisis del coronavirus, la compañía ha elevado sus ventas un 19% y ha registrado un resultado bruto de explotación (ebitda) positivo.

 

El crecimiento entre abril y junio contrasta con la caída del 20% registrada en el primer trimestre. La compañía señala que, desde abril, ha aumentado el número de consumidores online y que la tendencia se ha mantenido después del confinamiento.

 

Showroomprive también atribuye su crecimiento a la revitalización de su oferta y a la “habilidad de atraer nuevos consumidores a través de inversiones controladas en márketing”, señala en un comunicado.

 

En el acumulado del primer semestre, la empresa facturó 302 millones de euros, frente a los 302,7 millones de euros de la primera mitad del año anterior. “Los resultados han superado nuestras expectativas”, señalan Thierry Petit y David Dayan, cofundadores y co consejeros delegados del grupo.

 

 

 

 

“Hemos podido acelerar nuestra recuperación en el segundo trimestre gracias a una sana combinación de factores externos e internos: aunque sin duda nos hemos beneficiado del cambio del consumidor al online durante la crisis sanitaria, también hemos podido capitalizarla gracias a una oferta más atractiva”, añaden los directivos.

 

Showroomprive también ha comenzado su camino de regreso hacia la rentabilidad, con un ebitda positivo de siete millones de euros en la primera mitad del año, frente a los 23,2 millones de euros negativos del primer semestre de 2019.

 

El resultado neto continuó en rojo, con unas pérdidas de 6,6 millones de euros, frente a las pérdidas de 41,4 millones de euros del primer semestre del año anterior, pee a unos gastos no recurrentes de 3,7 millones de euros por la reestructuración y el pago de 900.000 euros en impuestos.

 

Además, para asegurar su posición financiera la empresa ultima una ampliación de capital de alrededor de diez millones de euros.  “Con todo, continuamos atentos dados el entorno actual, y esperamos continuar la trayectoria de los últimos meses”, apuntan.