Líder en información
económica del negocio
de la moda

Empresa

Shana comienza el desarrollo de su cadena Double Agent con la apertura en Madrid y El Corte Inglés

Modaes

24 jun 2013 - 04:54

Double Agent

 

Double Agent comienza a tejer su red de distribución. La nueva cadena del grupo Comdifil, propietario de la enseña de moda low cost Shana, puso en marcha el pasado viernes su primer establecimiento, ubicado en Madrid. En paralelo, la empresa ha firmado un acuerdo para introducir Double Agent en El Corte Inglés mediante corners.

 

El primer establecimiento de Double Agent, que se dirige al público adolescente, está ubicado en el centro comercial Plaza Éboli del municipio de Pinto (Comunidad de Madrid) y cuenta con alrededor de 500 metros cuadrados de superficie. Tras esta apertura, la cadena negocia instalarse en otros complejos comerciales, como La Maquinista o Splau, ambos en Barcelona.

 

Double Agent compaginará las tiendas monomarca (tanto propias como franquicias) con la distribución en el canal multimarca (para el que ha creado una plataforma de venta online) y en grandes almacenes.

 

La cadena ultima la apertura de un corner en el complejo de El Corte Inglés Plaza Norte. El espacio, se alrededor de setenta metros cuadrados, será el punto de partida de un plan de crecimiento en El Corte Inglés.

 

Double Agent se apoya en la estructura de Shana, la cadena lanzada al mercado en 2010 por el empresario Julián ImazShana cuenta ya con una red de alrededores de 200 tiendas en más de veinte países, combinando la apertura de establecimientos propios en España con las franquicias en el extranjero.

 

Comdifil es el grupo propietario de las cadenas Shana y Double Agent, así como de la compañía Comdipunt, la sociedad del grupo dedicada a la gestión del aprovisionamiento. El desarrollo de la red de tiendas en España se realiza de la mano del grupo mexicano Sim (liderado por Federico Fernández), con el que creó una sociedad conjunta.

 

Shana cerró el ejercicio 2012 con una cifra de negocio de cien millones de euros, lo que representó un incremento del 30% respecto a los 75 millones de euros de facturación registrados en 2011.