Líder en información
económica del negocio
de la moda

Empresa

Sfera se reordena en el ‘corazón’ de Madrid y abandona la Gran Vía

La empresa de moda, propiedad de El Corte Inglés, deja el local porque ya no encaja en el concepto comercial que está implantando, de manera paulatina, en sus puntos de venta.

Modaes

23 ago 2018 - 12:02

Sfera retoca su red comercial en la capital y abandona la Gran Vía de Madrid

 

 

Sfera cede posiciones en el centro de Madrid. La empresa de El Corte Inglés el local que ocupa en la Gran Vía, que tiene una superficie comercial útil de 600 metros cuadrados, en septiembre. La compañía ha decidido no renovar el alquiler que le ataba con el reciente dueño del edificio, el fondo estadounidense Thor Equities.

 

Situado en el número 30 de la principal arteria comercial de la capital española, rodeada de marcas de su competencia (Inditex, H&M, Tendam o Primark, entre otros), el local ya no encaja en el modelo expositivo que Sfera está desarrollando, según Cinco Días.


La empresa ocupa este establecimiento desde 2005. De hecho Sfera está inmersa en un proceso de reforma y reorganización de su plan de negocio sobre su actividad comercial en el centro de Madrid. En ese contexto, la compañía ha remodelado recientemente su tienda en el número 4 de la calle Preciados, que cuenta con 2.500 metros cuadrados de superficie repartida en cinco alturas.

 

 

 

 

El objetivo de la cadena es reforzar el local de Preciados para que se convierta en su flagship store del centro de Madrid. Asimismo, Sfera iniciará próximamente la reforma de su tienda del número 56 de la calle Fuencarral.

 

La cartera de activos comerciales de la compañía en el centro de la capital se completa con un segundo establecimiento en el número 118 de Fuencarral y los corners que posee en los centros de El Corte Inglés de la zona.

 

En total, Sfera rehabilitó hasta 26 tiendas en España en 2017. Presente ya en quince países, además de España, donde abrió hace pocos meses su último local en Fuengirola (Málaga), la cadena está invirtiendo notablemente en el inmobiliario internacional. La muestra más clara es México, donde cuenta con 45 establecimientos, todos ellos en régimen de franquicia.

 

La cadena de moda, propiedad de El Corte Inglés, finalizó el pasado ejercicio fiscal con un alza del 9,4% en sus ventas respecto al año anterior. Por otro lado, el beneficio bruto de la empresa cambió de signo el año pasado, disparándose un 27%, frente a la caída del 35% que registró en 2016.