Líder en información
económica del negocio
de la moda

Empresa

Sézane sube su apuesta por el mercado español con un nuevo ‘pop up store’ en Barcelona

La empresa francesa de moda femenina ha aterrizado en el número 264 de la calle Valencia, una ubicación intermedia entre Paseo de Gracia y la Rambla de Catalunya, dos de las principales arterias comerciales de la capital catalana.

Sézane sube su apuesta por el mercado español con un nuevo ‘pop up store’ en Barcelona
Su nueva tienda cuenta con el concepto L’appartement, el mismo con el que opera en otras ciudades como Londres o París.

Modaes

1 ago 2022 - 16:38

 

Sezane sube su apuesta por España. La firma francesa Sézane, especializada en moda premium y complementos para mujer, acaba de abrir un nuevo pop up store en el número 264 de la calle Valencia de Barcelona, una ubicación intermedia entre Paseo de Gracia y la Rambla de Catalunya, dos de las principales arterias comerciales de la capital catalana.

 

La empresa aterrizó en el mercado español a finales del año pasado, con su primera tienda el corazón del barrio de Salamanca de Madrid. Sezáne planeaba empezar a operar en el mercado español antes del estallido de la pandemia, pero con la llegada del Covid-19, aplazó sus planes para expandir su red de distribución en el país. Con esta nueva apertura efímera, la empresa opera a través de dos establecimientos físicos en España.

 

Su nueva tienda cuenta con el concepto L’appartement, el mismo con el que opera en otras ciudades como Londres o París, e integra elementos mediterráneos como tributo a la ciudad barcelonesa. En el pop up, Sézane comercializa sus colecciones de ropa, calzado y accesorios, además de una selección de prendas de su división masculina, Octobre Editions.

 

 

 

 

Desembarcar a pie de calle en Barcelona lleva formando parte de la hoja de ruta de la compañía desde que abrió su primer pop up store en Madrid, en marzo de 2020. Fue entonces cuando comunicó sus planes para incluir la capital catalana entre las paradas de su tour europeo, una estrategia que puso en marcha para abrir espacios efímeros en ubicaciones europeas en las que, hasta el momento, únicamente operaba a través del online.

 

Fundada en 2013 de la mano de Morgane Sézalory, Sézane abrió su primera tienda en París en 2015. Actualmente, la compañía opera a través de doce establecimientos ubicados en ciudades como Londres, Los Ángeles, Nueva York, Burdeos o París, entre otras. Según los últimos datos disponibles, la empresa registró una facturación de ochenta millones de euros en 2019.

 

En los últimos meses, otra de las empresas que ha aterrizado en el prime de Barcelona con un pop up store ha sido el gigante de la moda ultrarrápida Shein, que abrió una tienda efímera en la calle Portal de l’Àngel de Barcelona a finales de junio.