Utilizamos las cookies para ayudar a personalizar contenido, adaptar y medir los anuncios, y facilitar una experiencia más segura. Al hacer clic o navegar en el sitio, aceptas que recopilemos información dentro y fuera de modaes.es mediante las cookies. Consulta aquí más información, incluida la relativa a los controles disponibles: Política de cookies

Líder en información económica del negocio de la moda

16 Ene 202204:46

Selfridges entra en pérdidas en 2020 antes de cambiar de manos

El grupo británico de grandes almacenes generó una facturación de 508 millones de libras (689,6 millones de dólares) y registró unos números rojos de 237 millones de dólares en el ejercicio cerrado el 30 de enero de 2021.

11 Ene 2022 — 11:41
Modaes
Compartir
Me interesa

Selfridges entra en pérdidas en 2020 antes de cambiar de manos

 

 

Selfridges sufre el golpe del Covid-19. En 2020, el grupo británico de grandes almacenes generó ventas de 508 millones de libras (689,6 millones de dólares), lo que supone una caída del 40% respecto al año anterior, según datos publicados en el Registro Mercantil británico y recogidos por Business of Fashion. El pasado diciembre, la empresa pasó a manos de Central Group y Signa.

 

El resultado neto de la compañía fue negativo, apuntando números rojos de 175,2 millones de libras (237 millones de dólares), frente al beneficio de 26,6 millones de libras (36,1 millones de dólares) registrado el ejercicio anterior.

 

Entre enero de 2020 y enero de 2021, la plantilla de Selfridges se redujo en alrededor del 14%, con despidos de 450 personas. Para el ejercicio 2021, la empresa ha explicado que sus ventas se alinearon con sus expectativas y que incrementó su cuota de mercado.

El grupo británico, que opera con una red de cuatro establecimientos en Londres, Manchester y Birmingham, calificó 2020 como “el año más duro que hemos vivido en nuestra historia reciente”.

 

 

 

 

Los resultados de Selfriges corresponden al ejercicio previo a su venta. El pasado diciembre, la compañía pasó a manos de una joint venture formada por Central Group, dueño de la Rinascente, y Signa Holding. Hasta entonces la empresa era propiedad de la familia Weston.

 

Central Group, que ya tanteó la compra de los grandes almacenes a mediados de año, cuenta con una cartera que incluye grupos de distribución de moda hasta centros comerciales, hoteles, servicios financieros y cadenas de alimentación.

 

Signa Holding, por su parte, es una de las mayores compañías austríacas de retail y fue fundada en el 2000 por el empresario René Benko en Innsbruck (Austria), donde tiene su sede. Actualmente, Benko opera como presidente del consejo de administración y posee el 85% del accionariado de la compañía. 

 

La joint venture entre ambos gigantes prevé continuar potenciando la oferta de servicios de Selfridges abriendo nuevos establecimientos como un hotel de lujo y un grupo de departamentos para estancias breves en Oxford Street (Londres).

Publicidad
Comentar
Compartir
i18n_1_doubleclick_bridge_bottom
...