Líder en información
económica del negocio
de la moda

Empresa

Scalpers sigue aumentando su red de tiendas y desembarca en Barcelona

C. Pareja

17 dic 2012 - 04:54

La firma de moda masculina Scalpers desembarca en el mercado catalán. La compañía, con presencia en ciudades españolas como Madrid, Bilbao, Valencia o Sevilla, pondrá en marcha su primera tienda en Barcelona el próximo febrero, tal y como han explicado a Modaes.es fuentes de la compañía.

 

Los planes de Scalpers pasan por instalar su primera tienda en Barcelona en el número 249 de la calle Provenza. La compañía hasta ahora contaba únicamente con presencia en un corner de El Corte Inglés ubicado centro comercial L’ illa Diagonal.

 

En la misma calle ya operan enseñas como Superdry, Eres (enseña especializada en moda de baño de Chanel), la firma de calzado Ash, G-Star, marcas del grupo gallego Textil Lonia como Purificación García y CH y, próximamente, un nuevo punto de venta de Roberto Verino.

 

Scalpers, que ya cuenta con un total de trece puntos de venta en el mercado español y presencia en ocho corners de El Corte Inglés, planea, para el próximo año, aumentar su presencia en el grupo de grandes almacenes. Desde la compañía no han podido dar una previsión exacta de cuántos espacios de venta se pondrán en marcha en 2013.

 

En paralelo a la expansión nacional de la compañía, Scalpers prosigue su desarrollo en los mercados internacionales. Los planes de la empresa, liderada por  Rafael Medina, Alberto Artacho y Borja Vázquez, pasan por seguir adelante con la puesta en marcha de su primer corner en México, ubicado en los grandes almacenes El Palacio de Hierro.

 

Durante el próximo año, otro de los objetivos de Scalpers es poner en marcha una nueva tienda en algún país latinoamericano o en una capital europea, aunque desde la compañía no han precisado cuáles son las ubicaciones concretas que se están estudiando. La estrategia que sigue Scalpers en los mercados internacionales es empezar a operar con corners y establecimientos multimarca para comprobar si la marca funciona en el país.

 

La compañía, que inició su andadura en 2007, cerró el año 2011 con una facturación de seis millones de euros, con un crecimiento del 33,3% respecto al año anterior. Las previsiones de la empresa pasan por alcanzar los diez millones de euros de facturación en 2013.