Líder en información
económica del negocio
de la moda

Empresa

Safilo aumenta hasta el 81,9% su participación en Privé Revaux tras la salida de su fundador

El grupo italiano de óptica se hizo en 2020 con el 61,34% de la compañía estadounidense, especializada de óptica en colaboraciones con famosos e influencers. Esta operación ha tenido lugar tras el cese de David Schottenstein como consejero delegado en Privé Revaux.

Modaes

18 ene 2022 - 11:01

Producción de gafas en Safilo

 

 

Safilo aumenta su participación en Privé Revaux. La compañía italiana de óptica ha incrementado su participación en la compañía estadounidense Privé Revaux, hasta el 81,9%, tras el cese de David Schottenstein como miembro del consejo de administración y consejero delegado de Privé Goods.

 

Tras su salida, las participaciones de Schottenstein se transfirieron a Safilo siguiendo los términos contractuales de la adquisición, según ha comunicado el grupo óptico en un comunicado.

 

En febrero de 2020, Safilo se hizo con un 61,34% de la empresa estadounidense, fundada en 2017 por David Schottenstein, a través de una operación valorada en 68 millones de dólares. La compra de Privé Revaux reforzó la estrategia de márketing digital de Safilo enfocada a los millennials.

 

Privé Revaux facturó en torno a veinte millones de dólares en 2019 y está especializada en colaboraciones con celebrities e influencers. La compañía concentra el grueso de la distribución de sus productos en Estados Unidos, donde tiene presencia en grandes almacenes como Kohl’s o Dillard’s y cadenas de óptica como National Vision o QVC.

 

 

 

 

Los inicios de Safilo se remontan a 1878 en Italia. La compañía, que tiene su sede en Padua, opera con la licencia de distribución de más de treinta empresas, como David Beckham, Missoni, Marc Jacobs, Levi’s o Moschino, además de sus marcas propias, entre las que se encuentran Carrera, Polaroid, Smith, Oxydo y su cadena homónima. En los últimos años, la empresa ha perdido algunas licencias como Dior o Fendi.

 

El grupo italiano facturó unas ventas netas de 737,4 millones de euros durante los nueve primeros meses del año, finalizados el pasado 30 de septiembre, un 37,3% más que lo registrado durante el mismo periodo del año anterior.

 

En el periodo, la empresa situó su resultado bruto de explotación (ebitda) hasta 68,8 millones de euros, multiplicando casi por siete el ebitda de los nueve primeros meses del 2020 y un 26,6% más que lo registrado en el mismo periodo de 2019. Su deuda se situó en 228,3 millones de euros, un 2,7% más que lo que registró a 31 de diciembre del año anterior.