Líder en información
económica del negocio
de la moda

Empresa

Richemont supera niveles pre-Covid y crece un 63% durante el primer semestre

El conglomerado suizo propietario de marcas como Cartier, Montblanc o Alaïa ha alcanzado unas ventas de 8.907 millones de euros durante el primer semestre de su ejercicio fiscal, finalizado el pasado 30 de septiembre.

Modaes

12 nov 2021 - 10:56

Richemont supera niveles pre-Covid y crece un 63% durante el primer semestre

 

 

Richemont acelera su crecimiento. El conglomerado suizo, especializado en joyería y relojería, ha registrado una facturación de 8.907 millones de euros durante los seis primeros meses del año. En el periodo, finalizado el pasado 30 de septiembre, la compañía de lujo apuntó un crecimiento del 63% en comparación al mismo periodo del año anterior y un 20% respecto al primer semestre de 2019.

 

Entre los meses de abril y septiembre, el grupo multiplicó casi por ocho su beneficio neto, pasando de 159 millones de euros registrados en el año pasado hasta 1.249 millones de euros acumulados durante el primer semestre de su año fiscal. En comparación a 2019, el grupo ha aumentado su beneficio neto en un 44%.

 

Por regiones, el grueso de su facturación se concentró en Asia Pacífico, con unas ventas de 3.789 millones de euros en el primer semestre del ejercicio, lo que supuso un crecimiento del 47% respecto al año anterior y del 48% frente a 2019. Seguido de Europa, que acumuló unos ingresos de 2.009 millones de euros y creció un 62% en comparación al año pasado y un 63% respecto al mismo periodo del año previo al estallido del Covid-19.

 

El crecimiento de las ventas de Richemont lo lideró Estados Unidos, que aumentó su cifra de negocio en un 123% hasta generar una facturación de 1.926 millones de euros. La región de Oriente Próximo y África acumuló unas ventas de 657 millones creciendo un 62% y Japón concentró un 6% de las ventas hasta 526 millones de euros, con un incremento del 56%.

 

 

 

 

Las marcas de joyería han registrado un mayor crecimiento con unas ventas récord que aumentaron su cifra de negocio hasta el 37,9% en Cartier y Van Cleef&Arpels. Las marcas de moda y accesorios de Richemont también impulsaron el crecimiento del grupo: Peter Millar consiguió consolidar sus resultados y también destacó el incremento en las ventas de las firmas Alaïa, Chloé y Montblanc, con los recientes nombramientos de sus nuevos directores creativos y la mejora de su red de distribución. Además, Chloé ha sido la primera enseña de lujo en obtener la certificación B-Corp.

 

Por otro lado, debido a la recuperación del consumo tras la reducción de medidas por el Covid, las ventas procedentes del retail ascendieron un 71% respecto al año anterior hasta 4.976 millones de euros. El canal digital también experimentó un incremento de sus ventas, aunque decreció su resultado bruto de explotación (ebitda) debido a las barreras de exportación que sufrieron los ecommerce Net-a-Porter, Mr. Porter, The Outnet y Watchhfinder, provocadas por el Brexit.

 

 

 

 

Durante el semestre, el consejo de administración se ha visto reforzado con las incorporaciones de Jasmine Whitbread y Patrick Thomas, antiguo director general de Hermès, como consejeros no ejecutivos.

 

Para la segunda mitad del ejercicio fiscal, la compañía espera continuar con su crecimiento centrándose en la sostenibilidad. En octubre, el grupo firmó un acuerdo junto a Kering para crear un pacto de sostenibilidad en joyería, Watch and Jewellery Iniciative 2030, con la intención de limitar el calentamiento global a 1,5 grados centígrados en los próximos diez años, uno de los principales objetivos del Acuerdo de París.

 

Para diciembre de 2022, la compañía espera eliminar el uso de PVC en todos sus productos y envases y seguir reduciendo emisiones de los gases de efecto invernadero, en consonancia a la estrategia Science Based Target Initiative, un programa fundado con la participación de las Naciones Unidas y que cuenta con 1878 miembros de varias industrias.