Utilizamos las cookies para ayudar a personalizar contenido, adaptar y medir los anuncios, y facilitar una experiencia más segura. Al hacer clic o navegar en el sitio, aceptas que recopilemos información dentro y fuera de modaes.es mediante las cookies. Consulta aquí más información, incluida la relativa a los controles disponibles: Política de cookies

Líder en información económica del negocio de la moda

22 Nov 201703:13

h Empresa

Richemont gana un 46% menos en 2016 pero modera la caída de las ventas

El grupo volvió a elevar su facturación en Estados Unidos y mantuvo el impulso en China, Corea del Sur y Reino Unido, pero el descenso del canal multimarca lastró sus resultados.
12 May 2017 — 09:59
Modaes
Temas relacionados
Compartir
Me interesa

Richemont gana un 46% menos en 2016 pero modera la caída de las ventas

 

 

Richemont termina el ejercicio con un sabor agridulce. Aunque la evolución de su

facturación y beneficio volvió a ser negativa, el conglomerado suizo comenzó a ver los primeros síntomas de mejora. La compañía registró un avance de las ventas en el canal retail y logró retomar la senda del crecimiento en Estados Unidos, su primer mercado por cifra de negocio.

 

En el ejercicio cerrado el 31 de marzo de 2017, Richemont registró un beneficio neto de 1.210 millones de euros (1.315 millones de dólares), un 46% menos que el año anterior. Descontando los ingresos de 639 millones de euros (694,5 millones de dólares) en 2015 como resultado de la fusión de Net-a-Porter y Yoox, las ganancias de Richemont se encogieron un 24%.

 

Por su parte, la cifra de negocio del grupo registró un descenso del 4%, hasta 10.647 millones de euros (11.572 millones de dólares). La compañía mantuvo el impulso en mercados como China (el segundo mayor país para la empresa), Corea del Sur y Reino Unido, y volvió a impulsar sus ventas en su primer mercado, Estados Unidos, después de varios ejercicios en descenso.

 

“El año pasado presentó retos para Richemont”, aseguró Johann Rupert, presidente de la empresa suiza. “El grupo respondió a los cambios en la demanda, que afectaron en particular a nuestro negocio de relojería y a los cambios en los patrones de consumo”, añadió.

 

  

“El grupo ha abordado estos retos tomando medidas significativas que, si bien han tenido un efecto negativo en el desempeño financiero a corto plazo, asegurarán que Richemont estará bien posicionado en el futuro”, sentenció.

 

Europa, que copa el 29% de las ventas, registró un descenso del 8%, frente al 10% del año anterior. Francia y Suiza registraron las mayores caídas, mientras que Reino Unido elevó sus ventas a doble dígito tras el referéndum favorable al Brexit. Todas las líneas registraron una buena evolución, excepto los relojes.

 

En Asia Pacífico, las ventas estuvieron en línea con el año pasado, copando el 27% de las ventas. En esta región, la relojería sí logró elevar sus ventas en las tiendas propias, mientras que las de moda se vieron afectadas por las 90 tiendas que el grupo cerró en la región.

 

En América, Richemont logró volver a elevar sus ventas gracias al impulso de la joyería, los artículos de piel y la moda. También contribuyó la reapertura del flagship de Cartier en Nueva York el pasado septiembre. El peso del continente a la facturación del grupo se elevó ligeramente, hasta el 17%.

 

   

Por su parte, en Japón la reapertura de la tienda de Cartier en Ginza (Tokio) mitigó parcialmente el impacto negativo de los tipos de cambio en el gasto de los turistas. Richemont registró un descenso del 2% en la región, frente al alza del 20% del año anterior. Oriente Medio y África fue el mercado que peor evolucionó en 2016, con un descenso del 10% por el efecto divisa.

 

Por canales de distribución, el retail registró un crecimiento del 4% impulsado por China, Corea del Sur, Reino Unido y Estados Unidos. En cambio, en Hong Kong y Francia el canal anotó caídas. El grupo cerró 28 tiendas propias el año pasado, hasta dejar su red de distribución en 1.117 establecimientos.

 

El canal multimarca se vio fuertemente impactado por la recompra de stock. Richemont encogió sus ventas en el canal multimarca en todos los mercados en los que opera, excepto en Reino Unido y Corea del Sur.

 

En cuanto a las categorías de producto, el grupo volvió a sufrir el impacto del descenso del consumo de relojería, que anotó una caída del 11%. Por su parte, las marcas de joyería del grupo, como Cartier y Van Cleef&Arpels, retrocedieron un 2%, y el resto de categorías, incluyendo firmas de moda como Chloé, las elevaron un 2%.

 

Cambios en la cúpula

En los últimos meses, Richemont ha reorganizado su equipo directivo. En noviembre de 2016, Richard Lepeu anunció que abandonaba su cargo como consejero delegado después de casi dos décadas en la compañía. Tras su salida, el grupo decidió eliminar el cargo.

 

El grupo nombró a Chabi Nouri, ex de Cartier, como nueva consejera delegada de Piaget, convirtiéndose así en la primera mujer al frente de una de las marcas de joyería del conglomerado.

 

La empresa también incorporó a un nuevo directivo, procedente de Burberrypara pilotar Dunhill, y renovó el equipo creativo de Chloé con el fichaje de Natacha Ramsay-Levi, quien trabajó durante años con Nicolas Ghesquière.

Compartir
Normas de participación

info@modaes.es

 

Política de validación de los comentarios:

 

Modaes no realiza validación previa para la publicación de los comentarios. No obstante, para evitar que comentarios anónimos afecten a derechos de terceros sin capacidad de réplica, todos los comentarios requieren de un correo electrónico válido, que no será publicado.

 

Escribe tu nombre y dirección de email para poder opinar sobre esta noticia: tras hacer click en el enlace que encontrarás en el correo de validación, tu comentario será publicado.

0 comentarios — Se el primero en comentar
...