Utilizamos las cookies para ayudar a personalizar contenido, adaptar y medir los anuncios, y facilitar una experiencia más segura. Al hacer clic o navegar en el sitio, aceptas que recopilemos información dentro y fuera de modaes.es mediante las cookies. Consulta aquí más información, incluida la relativa a los controles disponibles: Política de cookies

Líder en información económica del negocio de la moda

29 Jul 202115:45

Richemont apuntala su división de moda y coloca al frente a un histórico ejecutivo de LVMH

Este área, compuesta por Chloé, Dunhill, Alaïa y Peter Millar, continúa siendo la más pequeña del grupo, especializado en joyería y relojería.
16 Jun 2020 — 11:00
modaes
Compartir
Me interesa

Richemont apuntala su división de moda y coloca al frente a un histórico ejecutivo de LVMH

 

 

Richemont quiere sentarse a la mesa de los reyes de la moda de lujo. El conglomerado suizo ha fichado a Philippe Fortunato, un histórico directivo de LVMH, como nuevo responsable de su división de moda, que engloba Chloé, Dunhill, Alaïa y Peter Millar.

 

El ejecutivo, que se incorporará también al comité ejecutivo de Richemont, relevará en el cargo a Eric Vallat, que dejó la empresa en septiembre de 2019 tras poco más de un año en el puesto.

 

Fortunato ha desarrollado gran parte de su carrera en LVMH, donde en los últimos seis años fue consejero delegado de Givenchy. Con anterioridad, fue director de Louis Vuitton en Norteamérica, director general de Fendi y trabajó para Christian Dior y Louis Vuitton en China. Antes de incorporarse al grupo francés, el directivo trabajó para la compañía de íntimo Chantelle y para el retailer dubaití Chalhoub.

 

 

 

 

Aunque Richemont es el tercer mayor grupo de lujo por facturación, tras LVMH y Kering, se ha diferenciado de sus rivales por focalizarse en el denominado “lujo duro”, principalmente joyería y relojería.

 

Aunque ha construido tímidamente una cartera de marcas de moda, sus esfuerzos en los últimos años se habían centrado más en impulsar crear una nueva división de retailers online, con operaciones como la de Net-a-Porter, después fusionada con Yoox.

 

La entrada de Fortunato es una oportunidad para revitalizar un área que no tiene si quiera entidad propia dentro del grupo. En su informe anual, Richemont clasifica su negocio entre joyeros (Buccellati, Cartier y Van Cleef&Arpels), relojeros (Panerai, Piaget y Jaeger-LeCoultre, entre otros), distribuidores online (Yoox Net-a-Porter y Watchfinder) y “otros”, donde incluye, además de las marcas de moda, Montblanc y Purdey, especializada en armas de fuego.

 

Esta división facturó 1.788 millones de euros en el último ejercicio (cerrado 31 de marzo de 2020), un 13% del total de las ventas del grupo. El resultado operativo, en cambio, se situó en negativo, con unas pérdidas de 141 millones, el doble que el año anterior.

Publicidad
Comentar
Compartir
i18n_1_doubleclick_bridge_bottom
...