Utilizamos las cookies para ayudar a personalizar contenido, adaptar y medir los anuncios, y facilitar una experiencia más segura. Al hacer clic o navegar en el sitio, aceptas que recopilemos información dentro y fuera de modaes.es mediante las cookies. Consulta aquí más información, incluida la relativa a los controles disponibles: Política de cookies

Líder en información económica del negocio de la moda

19 Nov 201718:27

h Empresa

Quiksilver eleva un 36% sus pérdidas en 2014 mientras se centra en sus activos más rentables

12 Dic 2014 — 11:00
Modaes
Compartir
Me interesa

Quiksilver no remonta en el final de su ejercicio. El grupo estadounidense, especializado en ropa y material técnico para deportes como el surf, ha finalizado el ejercicio 2014 (periodo concluido el 31 de octubre) con un incremento del 36% en sus pérdidas, hasta 327 millones de dólares (262,9 millones de euros). La compañía ya ha completado su reorganización y ahora se prepara para desinvertir en varios de sus activos con el objetivo de centrarse en sus marcas más rentables y recuperar los números negros en 2015.

 

Pese a los cambios, que implicarán la venta de su plataforma multimarca Surfdome (que aportará 16 millones de dólares a la compañía), Quiksilver no ha logrado recuperar su cuenta de resultados en el conjunto del ejercicio. La compañía ha reducido sus ventas en todos los mercados en los que opera y en todas sus marcas; por canales de distribución, sólo ha conseguido incrementar su cifra de negocio en su plataforma de ecommerce.

 

Por regiones, el continente americano es el que más ha sufrido en el ejercicio 2014. Quiksilver ha concluido el año fiscal con un retroceso del 19% en su cifra de negocio en América, hasta 723 millones de dólares (581,4 millones de euros). Por detrás se han situado la región de Emea (Europa, Oriente Medio y África) y Asia-Pacífico, en las que el grupo ha reducido un 7,5% y un 7% sus ventas, respectivamente.

 

DC ha sido la marca que peor ha evolucionado en el conjunto del ejercicio para Quiksilver. La firma ha obtenido unas ventas de 427 millones de dólares (343,4 millones de euros), un 21% menos que las alcanzadas en el ejercicio precedente. La marca homónima del grupo ha reducido un 12% su cifra de negocio, y Roxy, dedicada al público femenino, lo ha hecho en un 6%.

 

En el caso de los canales de distribución, Quiksilver ha elevado un 11% su facturación en su plataforma de ecommerce, hasta 77 millones de dólares (61,9 millones de euros). No han evolucionado de la misma forma ni el canal multimarca, cuyas ventas han retrocedido un 19%, ni el conjunto de tiendas propias de Quiksilver, que han reducido su facturación un 0,4%.

 

En términos globales, Quiksilver ha reducido su cifra de negocio un 13%, pasando de los 1.810 millones de dólares (1.455 millones de euros) registrados en el ejercicio precedente, a los 1.570 millones de dólares (1.262 millones de euros) alcanzados en 2014.

 

La compañía ha presentado sus resultados anuales después de anunciar que Pierre Agnes asumirá la presidencia del grupo en sustitución de Bob McKnight, que el pasado 1 de noviembre abandonó su cargo. McKnight, nombrado ahora director general, también ha cedido la presidencia del consejo de administración, en este caso, a Andy Mooney.

Relacionados
Compartir
Normas de participación

info@modaes.es

 

Política de validación de los comentarios:

 

Modaes no realiza validación previa para la publicación de los comentarios. No obstante, para evitar que comentarios anónimos afecten a derechos de terceros sin capacidad de réplica, todos los comentarios requieren de un correo electrónico válido, que no será publicado.

 

Escribe tu nombre y dirección de email para poder opinar sobre esta noticia: tras hacer click en el enlace que encontrarás en el correo de validación, tu comentario será publicado.

0 comentarios — Se el primero en comentar
...