Líder en información
económica del negocio
de la moda

Empresa

Puig prepara el relanzamiento del 'enfant terrible' de la moda

S. García

7 ene 2013 - 04:35

Puig renueva a Jean Paul Gaultier para aprovechar al máximo el potencial de la marca. La firma francesa, adquirida por el grupo catalán en 2011, prepara diversos cambios que variarán el rumbo de la marca para llegar a un público más amplio y crecer a nivel internacional.

 

El grupo catalán, que ha apostado fuerte por la unión entre moda y perfumería, quiere dar un impulso a Gaultier que repercuta positivamente en la división de moda, y por consiguiente, en los perfumes de la firma, que Puigintegrará en 2016 cuando finalice el acuerdo de licencia con BPI, propiedad de Shiseido.

 

Estas nuevas iniciativas en Gaultier se producen tras cerrar un acuerdo con Gibò (colaborador de Gaultier en los ochenta y los noventa) para relanzar su colección de prêt-à-porter, y otro con el grupo industrial italiano Itierrepara crear una segunda línea más asequible, así como relanzar su línea masculina.

 

Junto a GibòJean Paul Gaultier prepara una línea compuesta por quince de sus piezas más emblemáticas, reeditadas con materiales actuales además de una nueva colección de prêt-à-porter. El grupo italiano sustituye aAeffe, con el que Gaultier tenía un acuerdo que rompió a finales de 2012.

 

En el caso del acuerdo con el grupo industrial Itierre, la firma de origen francés tiene previsto lanzar una segunda línea, dirigida tanto a público masculino como femenino, que estará disponible en más de 500 puntos de venta de todo el mundo y en especial en mercados como Italia y Asia, que representan el 30% del total de las ventas del grupo Itierre.

 

El grupo italiano también será el encargado de producir la línea masculina de Jean Paul Gaultier, mientras  que Gibò se hará cargo de la producción y distribución de la línea femenina.

 

Otro de los acuerdos con los que la enseña de Puig diversificará en más productos es el firmado con TWC. La compañía relojera será la encargada de fabricar la colección de relojes de Jean Paul Gaultier. Además, la firma también reestructurará toda su oferta de accesorios, que incluyen bolsos, productos de piel, zapatos y joyería.

 

Con la ampliación en líneas de producto, Gaultier pretende llegar a un público más amplio y a mercados como China, India y Rusia, aunque a corto plazo el país en el que quieren aumentar su presencia es Estados Unidos.

 

Puig, que se hizo con la enseña francesa Jean Paul Gaultier en 2011, cuenta en su pool de marcas con firmas como Nina RicciCarolina Herrera y Paco Rabanne. La compañía, cuya división de moda está dirigida por Ralph Toledano (ex presidente de Chloé), tenía el objetivo de alcanzar en 2012 una facturación de  1.500 millones de euros, un 12% más que en el ejercicio precedente.