Líder en información
económica del negocio
de la moda

Empresa

Protocolo retoma su expansión internacional y prevé cerrar 2022 con cinco millones en ventas

La compañía de moda masculina especializada en trajes de novio y fiesta acaba de abrir en México su punto de venta número 28, ubicado en el centro de El Palacio de Hierro de Coyoacán, que abrió sus puertas a finales de septiembre.

Protocolo retoma su expansión internacional y prevé cerrar 2022 con cinco millones en ventas
Protocolo opera con once puntos de venta en España.

C. Juárez

15 nov 2022 - 05:00

Protocolo traza nuevos planes tras la vuelta de los eventos. La compañía de moda masculina, especializada en trajes de novio y de fiesta, continúa con su plan de expansión mediante aperturas en marcha con el objetivo de cerrar 2022 con unas ventas de cinco millones de euros.

 

De cumplirse las previsiones, la empresa duplicaría la facturación del año pasado, que ascendió a 3,5 millones de euros, igualando las ventas de 2019. Tras el regreso de las bodas y eventos después de la pandemia, Protocolo puso en marcha un plan con el objetivo de impulsar su negocio y dejar atrás el impacto de la pandemia.

 

Entre los planes de expansión de la empresa se encuentra la apertura de tiendas, tanto en España como en el extranjero. En el marco de esta estrategia, Protocolo acaba de abrir un establecimiento en México, ubicado en el nuevo centro que El Palacio de Hierro abrió en Coyoacán a finales de septiembre.

 

 

 

 

Esta nueva tienda se convierte en el punto de venta número veintiocho para Protocolo, y supone reforzar su presencia en México, donde ya opera con otros once puntos de venta, entre los que se encuentra su flagship store en la Avenida Presidente Masaryk.

 

En España, Protocolo tiene dieciséis puntos de venta, entre los que se encuentran tiendas propias, franquicias y corners en El Corte Inglés. Además de en España y México, Protocolo también tiene presencia en Bolivia.

 

Además de la expansión con tiendas, la compañía de moda masculina también basará su crecimiento en la diversificación de su negocio. En concreto, la empresa acaba de poner en marcha Protocolo City, una colección de sastrería y fiesta con un enfoque más moderno y joven, con más colores y diferentes texturas.

 

 

 

 

Fundada en 1991 de la mano de Mariano García Forcada con la apertura de un establecimiento especializado en vestidos de novio en Zaragoza, la compañía sigue a día de hoy en manos de la familia fundadora.

 

Protocolo realiza el 95% de sus prendas en talleres de confección ubicados entre España y Portugal. El 5% restante corresponde a la fabricación de trajes de primera comunión a medida, únicamente para el mercado mexicano.