Líder en información
económica del negocio
de la moda

Empresa

Primark dejará de abastecerse en Myanmar al “no poder garantizar su código ético” en el país

La empresa irlandesa de gran distribución ha decidido “salir de manera responsable del país” tras la publicación de un informe que pone en duda los derechos de los trabajadores del sector textil y los estándares de seguridad.

Primark dejará de abastecerse en Myanmar al “no poder garantizar su código ético” en el país
A principios de esta semana, la ETI instó a las empresas moda y retailers que se abastecen en Myanmar a “relevar su presencia en el país”.

Modaes

16 sep 2022 - 13:35

Primark se desentiende del país brimano. El gigante irlandés de la moda rápida dejará de abastecerse en Myanmar, donde llegó a operar con 21 fábricas en 2020, debido a un “deterioro significativo” en el país que no le permite “garantizar los estándares de seguridad y derechos de sus trabajadores”.

 

La iniciativa de poner fin a su abastecimiento en el país asiático se ha determinado tras la publicación de un informe por la Ethical Trade Initiative (ETI), que supervisa la transparencia y el código ético de las empresas y asociaciones sin ánimo de lucro en el país.  

 

“El contenido del informe ha planteado desafíos significativos en cuanto a nuestra capacidad”, ha detallado la compañía de fast fashion. “Nuestra única opción es comenzar a trabajar hacia una salida responsable del país”, ha añadido Primark.

 

“Mientras continuamos monitoreando el cumplimiento de nuestro código ético, estamos analizando qué medidas podemos implementar para apoyar a los trabajadores en las fábricas y proveedores en este periodo intermedio”, ha asegurado la empresa.

 

 

 

 

A principios de esta semana, la ETI instó a las empresas moda y retailers que se abastecen en Myanmar a “relevar su presencia en el país” después de que en uno de sus informes se detectara la violación de los derechos humanos. “Consideramos que no es posible las empresas apliquen una due diligence en materia de derechos humanos en el país”, confesó la organización.

 

El año pasado, tras el golpe de Estado en la antigua Birmania en febrero, los principales retailers del mundo cortaron sus pedidos en el país. A mediados del año pasado, poco a poco, algunos gigantes comenzaron a volver a Myanmar, que también vio afectada su relación comercial tras la imposición de restricciones relacionadas con el Covid-19.

 

Entre los retailers que retomaron su actividad en el país birmano se encontraba Primark, que llegó a operar con más de 21 fábricas en el país en 2020, asegurando que se “encontraba comprometida con sus proveedores y fábricas” en el mercado.

 

El riesgo para las compañías de ser vinculadas con el incumplimiento de los derechos humanos también alcanzó a Bestseller y otras empresas del sector, como Benetton o C&A, que decidieron salir completamente de la región después de que se le relacionase con el aprovisionamiento de algodón en Xinjiang, la región de China donde se han destapado un escándalo de violación de derechos humanos sobre la minoría musulmana uigur.