Líder en información
económica del negocio
de la moda

Empresa

Pretty Ballerinas se estrena en el negocio de las colaboraciones con la española Bonnet à Pompon

Modaes

17 ene 2014 - 04:45

La enseña especializada en bailarinas Pretty Ballerinas se estrena en el negocio de las colaboraciones. La compañía, propiedad del grupo Mascaró, acaba de lanzar al mercado una colección para el público infantil de la mano de la enseña española Bonnet à Pompon. La colaboración de ambas marcas se distribuirá en la red de tiendas de Pretty Ballerinas, así como en los puntos de venta de Bonnet à Pompon.

 

La colección está compuesta por seis modelos de bailarinas para el público infantil. Pretty Ballerinas ha decorado su diseño básico de bailarinas con elástico y Bonnet à Pompon las ha costumizado con uno de los elementos más característicos de la compañía, el pompón.

 

Los precios de lanzamiento de la colección comenzarán en los 80 euros y llegarán hasta 115 euros. Pretty Ballerinas distribuirá esta colección en los más de noventa establecimientos que tiene en todo el mundo, mientras que Bonnet à Pompon comercializará las bailarinas en su red de tiendas en España, Francia (donde tiene presencia a través de los grandes almacenes Galeries Lafayette) y Oriente Medio.

 

Según fuentes de Pretty Ballerinas, la enseña cuenta con nuevos proyectos de colaboración para este año, aunque por el momento se encuentran en fase de estudio.

 

Además de contar con una línea de calzado femenino e infantil, Pretty Ballerinas lanzó a principios de verano una nueva colección, Pretty Loafers, inspirándose en los primeros mocasines diseñados por el grupo Mascaró.

 

En la actualidad, el volumen de producción del grupo Mascaró es de 600.000 pares de zapatos anuales, un 70% de los cuales se destina a exportaciones. Pretty Ballerinas produce más de 300.000 pares de zapatillas al año. 

 

Bonnet à Pompon, por su parte, inició su andadura en el sector en 2009, cuando Alejandra Sánchez-Ramade decidió fundar su propia enseña de moda infantil.