Líder en información
económica del negocio
de la moda

Empresa

Prada recurre a la banca para obtener liquidez para crecer

6 abr 2009 - 00:00

La crisis también viste de Prada. La firma de moda italiana estudia recurrir a la banca para renegociar una deuda de 1.200 millones euros con el objetivo de obtener liquidez para financiar la apertura de nuevas tiendas. Con sede en Milán, la compañía ha padecido, como la mayoría de sus competidores, una caída de las ventas y una reducción de su beneficio en el último año, lo que ha reducido la disponibilidad de recursos para crecer.Por esta razón, la firma se plantea pedir a la banca un aplazamiento de los pagos de su deuda. Los principales bancos con los que trabaja la compañía (controlada por su máximo responsable, Patrizio Bertelli, y su esposa, Miuccia Prada) son Intesa Sanpaolo y Unicredit. A mediados del año pasado, la firma se vio obligada a suspender su salida a bolsa por la situación de los mercados internacionales, una medida que le hubiera proporcionado nuevos recursos. La empresa trata desde el año 2000 de dar el salto al parqué, para lo que ha llevado a cabo una reestructuración con la venta de las marcas Jil Sander y Helmut Lang y el relanzamiento de Prada y de Miu Miu. Prada, que no ha confirmado esta información, no ha publicado sus cifras del ejercicio 2008. A cierre de 2007, la compañía contaba con una red de 210 establecimientos. A lo largo del último año, la empresa ha puesto en marcha aproximadamente veinte tiendas.