Líder en información
económica del negocio
de la moda

Empresa

PPR se tambalea: los ingresos caen un 5% en los primeros nueve meses

21 oct 2009 - 00:00

"PPR se ha enfrentado a la coincidencia en el tercer trimestre de varios factores desfavorables: una economía internacional apagada y una caída del turismo y una reducción de la actividad multimarca que ha afectado al lujo". Así explicó ayer François-Henri Pinault, presidente y consejero delegado de PPR, la evolución de la compañía durante los nueve primeros meses del año, que se han cerrado con una reducción del 5% de los ingresos.El grupo francés, propietario de compañías como Fnac, Puma y Gucci Group, ha cerrado los nueve primeros meses de 2009 con unos ingresos de 13.798 millones de euros, frente a los 14.523 millones de euros del mismo periodo del ejercicio precedente. En el tercer trimestre del año, la situación se ha agravado. La compañía ha registrado una caída del 7,6% en los ingresos del periodo, que se han situado en 4.563 millones de euros, frente a los 4.939 millones de euros del tercer trimestre del ejercicio 2008.Por divisiones, las ventas de Gucci Group han retrocedido un 5,9% durante los nueve primeros meses del año, mientras en el tercer trimestre la caída ha sido del 10%. El negocio en las tiendas propias ha sido bueno, según la empresa, pero la distribución ajena se ha visto dañada por las dificultades económicas que atraviesan las grandes superficies y las franquicias. Al cierre del pasado septiembre, Gucci Group contaba con 596 tiendas (incluyendo 38 en China), 278 de las cuales correspondían a la marca Gucci. En el conjunto del grupo, que incluye marcas como Balenciaga, Bottega Venta y Yves Saint Laurent, las ventas han crecido un 25% en el área de Asia Pacífico (excluyendo Japón), mientras en los "mercados maduros" las ventas cayeron un 17%. Entre las principales marcas de Gucci Group, Yves Saint Laurent es la que ha registrado una mayor caída, con un retroceso del 14,3% de las ventas en los primeros nueves meses del año. Gucci, en cambio, ha reducido sus ingresos sólo un 2,8%, mientras Bottega Veneta lo ha hecho un 9,3%.