Líder en información
económica del negocio
de la moda

Empresa

PPR gana un 6,3% más en 2012, tras desinvertir en Redcats y comprar Brioni

Modaes

15 feb 2013 - 10:33

PPR cierra el ejercicio 2012 con un incremento del 6,3% en su resultado neto. El grupo de lujo, liderado por François-Henri Pinault, finaliza el año fiscal con un beneficio neto de 1.048 millones de euros. Un año antes, la compañía ganó 986 millones de euros. Estas cifras corresponden a las de doce meses muy activos para el grupo, en los que ha comprado nuevas enseñas como Brioni, Qeelin y Christopher Kane y ha continuado su desinversión en Redcats, con la venta de más activos.

 

Las operaciones de desinversión no han afectado a la facturación de la compañía, que en 2012 se ha elevado un 20,8%, hasta 9.736 millones de euros. En el ejercicio precedente, PPR alcanzó una cifra de negocio de 8.062 millones de euros.

 

En 2012, el grupo ha realizado multitud de operaciones. La primera de ellas fue la de completar la compra de Brioni. La firma masculina de lujo se incorporó a la estructura de PPR el 1 de enero de 2012.

 

También el pasado año, PPR anunció su intención de revitalizar Fnac y sacar a la marca a bolsa. En octubre, la junta directiva de la compañía aprobó la decisión y, entonces, se puso en marcha un plan para preparar la salida a bolsa y para reforzar la estructura y posición en el mercado.

 

Otra de las mayores operaciones que ha llevado a cabo PPR en 2012 ha sido la desinversión continuada en Redcats. Los activos de la división de venta por catálogo de la compañía, vendidos finalmente por separado, aportaron una importante suma de efectivo a PPR, que le permitió llevar a cabo nuevas adquisiciones como la de la enseña de joyería china Qeelin, o la de la firma británica Christopher Kane.

 

PPR también ha vivido con Puma un año complicado. La enseña de equipamiento deportivo está llevando a cabo un importante plan de reorganización y reestructuración para volver a la senda positiva. Estas acciones han hecho que la marca entrara en pérdidas en el último trimestre de su ejercicio.