Líder en información
económica del negocio
de la moda

Empresa

Poète reduce capital para compensar pérdidas en pleno golpe del Covid

La empresa de moda femenina reduce el capital para compensar pérdidas en plena adaptación a la situación provocada por la pandemia.

Raquel Cerrudos

15 oct 2020 - 04:51

Poète reduce capital para compensar pérdidas en pleno golpe del Covid

 

 

Operación acordeón en Poète. La firma de moda femenina reduce capital para compensar pérdidas en plena adaptación a la nueva situación del mercado tras el golpe del Covid-19. El pasado mayo, el fondo Eneas tomó el cien por cien del capital de la empresa tras la salida de su fundadora.

 

Según recogió ayer el Boletín Oficial del registro Mercantil (Borme), Poète ha llevado a cabo una reducción de capital por 11.297 euros, dejando su capital a cero. Posteriormente, la empresa ha ampliado capital en 3.000 euros.

 

Las últimas cuentas disponibles en el Registro Mercantil reflejan que la sociedad finalizó el ejercicio 2018 (cerrado en febrero de dicho año) con unos fondos propios negativos en 119.853 euros.

 

En 2018 la facturación se situó en tres millones de euros, lo que supuso seis veces más que los 451.607 euros de un años antes. Pese al incremento de las ventas, la empresa registró unas pérdidas de 308.308 euros, que se sumaron a los 107.198 euros de pérdidas del ejercicio precedente.

 

La deuda de Poète, por su parte, se situó en 1’52 millones de euros, incrementando en un 38% el pasivo del año anterior, de poco más de un millón de euros.

 

En las cuentas del ejercicio 2018, la compañía señala que “ha elaborado un plan de negocio desde el ejercicio 2018 hasta el 2022 según el cual se espera obtener beneficios a partir del próximo ejercicio económico, gracias a la apertura de nuevas tiendas y ampliación de corners en tiendas El Corte Inglés”. “El cumplimiento del plan de negocio es primordial para garantizar la continuidad de la sociedad y reestablecer el equilibrio patrimonial”, advierte la compañía. Este plan se ha visto afectado por el impacto del Covid-19.

 

Berta Martín puso en marcha Poète en 2010 a partir de un pequeño comercio multimarca situado en la calle Castelló de Madrid. En mayo de 2020, Martín dejó la dirección de la empresa para emprender nuevos proyectos profesionales.

 

Tras su salida, Poète pasó a estar controlada al cien por cien por un fondo de inversión controlado por la consultora Eneas, que en marzo de 2018 tomó una parte mayoritaria del capital tras comprarla a los hermanos Arturo e Ignacio Matarranz.

 

Con la salida de la que fue la fundadora de Poète, María Comín, directora general de la empresa desde 2018, con una trayectoria en empresas como Gocco y Tendam, se situó al frente de la compañía. A principios del pasado mes de marzo, la empresa de moda femenina contaba con una red de 28 establecimientos y corners en España y más de cien puntos de venta multimarca.