Líder en información
económica del negocio
de la moda

Empresa

Pimkie ficha a un nuevo director para su filial española y proyecta 20 aperturas en España hasta 2015

C. Pareja

29 may 2014 - 05:00

 

La francesa Pimkie pone el contador a cero en España. Tras llevar a cabo una  reestructuración de su red de tiendas en el mercado español y modificar su cúpula directiva en el país, Pimkie encara una nueva etapa con un nuevo directivo al frente y nuevos proyectos. La cadena de moda joven pondrá en marcha hasta el próximo año veinte nuevas tiendas, tal y como ha explicado Sergi Brunet, director general de la filial española de la compañía, a Modaes.es.

 

Sergi Brunet, de 43 años, es el nuevo hombre fuerte de la filial española de Pimkie. Brunet ha trabajado durante trece años para Decathlon, propiedad del grupo Mulliez. Tras desarrollar su carrera en otras compañías del grupo, como Leroy Merlin, Brunet se ha puesto al frente de la estrategia de Pimkie en España.

 

“El objetivo de 2013 fue llevar a cabo un plan de reestructuración y construir unas bases buenas para continuar creciendo con la cadena en España y relanzar la empresa”, explica Brunet. “Después de un año muy duro, ahora toca reposicionar y volver a competir en el mercado de la moda joven femenina”, añade.

 

Pimkie, que cuenta con una red de distribución formada por 94 tiendas (88 en España y 6 en Portugal), se ha marcado el objetivo de llevar a cabo una renovación de todo su parque de puntos de venta en el país. “Este año cambiaremos la imagen de ocho establecimientos”, asegura. Los planes de Pimkie pasan por estrenar veinte establecimientos hasta 2015  con su nuevo concepto de retail, entre renovaciones y nuevas aperturas.

 

La cadena estrenará mañana su nueva imagen en su flagship store de Barcelona, ubicado en Portal de l’Àngel, la calle más cara de España, donde comparte vía comercial con sus competidores directos: Berhska, Pull & Bear y Stradivarius, todas del grupo gallego Inditex, y Blanco.

 

“Ya hemos renovado nuestros principales establecimientos de Girona y Bilbao, a las que seguirán tres tiendas más en Madrid”, añade el directivo. Pimkie renovará en primer lugar sus tiendas más rentables y las mejor posicionadas en las principales calles de España para, más adelante, seguir con el resto de puntos de venta.

 

Con la puesta en marcha de este proyecto queda por concluido el plan de reestructuración que se inició el año pasado, cuando Pimkie llevó a cabo el cierre de más de una veintena de tiendas. Otra de las estrategias que se han llevado a cabo ha sido una bajada de precios para ser “más competitivos”. La compañía ha bajado sus precios entre un 15% y un 20% para volver a conquistar al público adolescente.

 

En cuanto a sus ventas en España, el directivo asegura que han retomado el vuelo. “En 2013 hemos elevado nuestra facturación un 1,8% a tienda comparable –explica Brunet-; es algo lento, pero somos conscientes de que la situación económica es la que es”. Según consta en el Registro Mercantil, Pimkie, controlada en España por la sociedad Dimodes, registró unas ventas en 2012 de 64,8 millones de euros.

 

En el mundo, Pimkie cuenta con 750 establecimientos en los mercados europeos más importantes. Alemania, Italia, Francia, España, Portugal o Bélgica son algunos de los países donde Pimkie está mejor posicionada. Pimkie se fundó en Francia en 1971 y se introdujo en el mercado español en 1991.