Líder en información
económica del negocio
de la moda

Empresa

Percassi renueva la cúpula de Kiko en España: el director general abandona la compañía

La hasta ahora responsable de Kiko en Portugal, Isabel Almeida, ha asumido la gestión de la Península Ibérica y Brasil.

Iria P. Gestal

11 nov 2019 - 04:57

Percassi renueva la cúpula de Kiko en España: el director general abandona la compañía

 

 

Percassi reordena el equipo de una de Kiko Milano en el mercado español. David Bella, responsable de la filial desde 2017, ha abandonado la compañía, según consta en el Registro Mercantil. Su cargo lo ha asumido Isabel Almeida, que hasta ahora estaba el frente del mercado portugués.

 

La ejecutiva, que se ha trasladado a Madrid, liderará el negocio de la cadena de cosmética en el mercado ibérico y pilotará también Brasil. Almeida lleva siete años en Kiko Milano, donde se incorporó en 2012 como responsable de retail en Portugal.

 

Desde 2015, la directiva era directora general del mercado portugués, donde gestiona un equipo de 300 personas y 40 tiendas. Con anterioridad, Almeida trabajó para Grupo Brodheim como responsable de Benetton y Timberland en Portugal.

 

Según figura en el Registro Mercantil, Almeida ha sido nombrada también consejera y presidenta de la filial española, Kiko Retail España. La empresa también ha incorporado al órgano a Diego Salvador Aranadiego, ex director financiero de El Ganso.

 

 

 

 

David Bella, por su parte, ha salido de la compañía para emprender nuevos proyectos profesionales. El directivo había asumido las riendas de la filial en 2017 tras el ascenso de la hasta entonces directora general, Ana Rojo, hoy al frente de Douglas.

 

Kiko Milano no es la única cadena de cosmética que ha reorganizado recientemente su equipo en el mercado español. El pasado septiembre, Sephora también perdió a su responsable en España, Sandra Roman, quien por ahora todavía no ha sido relevada.

 

Percassi vendió en 2018 el 33% de Kiko Milano al fondo Peninsula por ochenta millones de euros, aunque el grupo italiano continúa manteniendo el control de la compañía. La compañía está pilotada desde 2018 por Cristina Scocchia, ex directora general de L’Oréal, quien se incorporó a la empresa con el objetivo de relanzar la cadena.

 

En 2018, la facturación de Kiko retrocedió un 2,5%, hasta 596 millones de euros, con un resultado bruto de explotación (ebitda) de 41,5 millones de euros. Durante el ejercicio, la compañía cerró 137 de su millar de tiendas y llevó a concurso (chapter 11) su filial en Estados Unidos.

 

Percassi controla también el desarrollo del retail de Lego y Victoria’s Secret, que se encuentran en plena expansión en el mercado español. Para pilotar estas dos cadenas, la empresa abrió en junio unas nuevas oficinas en Madrid.