Líder en información
económica del negocio
de la moda

Empresa

Pepe Jeans reorganiza su equipo directivo y ficha a un ejecutivo de Nike tras la venta a M1

Pilar Riaño

13 may 2015 - 05:00

Pepe Jeans reorganiza su equipo directivo y ficha a un ejecutivo de Nike tras la venta a M1

 

 

Novedades en la cúpula de Pepe Jeans pocos meses después de su adquisición por parte del fondo libanés M1 y L Capital Asia. El grupo español, propietario de las marcas Pepe Jeans y Hackett, se prepara para introducir cambios en los equipo directivos de sus dos firmas. La empresa ha fichado a un ejecutivo procedente de Nike para que se haga cargo de Pepe Jeans, mientras negocia la incorporación de un responsable para Hackett. Vicente Castellano, hasta ahora responsable de Hackett, pasará a ocupar un cargo de coordinación de todas las enseñas del grupo.

 

Según han explicado a Modaes.es fuentes del mercado, Javier Carrera Llamedo se convertirá en junio en primer ejecutivo de Pepe Jeans, ocupando el cargo de brand director. Carrera Llamedo trabajaba hasta ahora en Nike, donde ocupaba el puesto de director general de deportes de acción para Europa Occidental. Anteriormente, el ejecutivo había trabajado en compañías como Quiksilver y DC Shoes.

 

La incorporación de Carrera Llamedo no será el único cambio en la cúpula de Pepe Jeans. La empresa se encuentra en pleno proceso de búsqueda de un nuevo director para Hackett, cargo ocupado desde 2005 por Vicente Castellano, basado en Londres. El nuevo responsable de Hackett tendrá la misión de impulsar el desarrollo de la marca de origen británico, mientras Castellano pasará a ejercer una función de coordinación de todas las marcas.

 

La tercera pata del equipo de Pepe Jeans continuará siendo Juan José Sotomayor, que se hace cargo del negocio de Tommy Hilfiger y Calvin Klein. Pepe Jeans gestiona la distribución en España de Tommy Hilfiger, Calvin Klein UnderwearCalvin Klein Jeans y Calvin Klein platinum label, todas ellas marcas de PVH. La responsabilidad de Sotomayor podría aumentar en breve con la incorporación de nuevas firmas.

 

Carlos Ortega, consejero delegado del grupo, continuará al frente, pero no dedicado al día a día. Javier Raventós, por su parte, se mantendrá como director general de servicios corporativos. Ambos ejecutivos, junto a una treintena de directivos más, se han mantenido en el capital de la empresa tras la entrada de M1 y L Capital Asia.

 

A finales del pasado abril, Bruselas dio luz verde a la operación corporativa que ha supuesto la salida del capital de Pepe Jeans de Torreal, Artá Capital y L Capital. La operación, valorada en alrededor de 730 millones de euros, se pactó el pasado febrero.

 

Pepe Jeans, que tras el cambio de accionariado podría engordar su negocio con la gestión de Façonnable (propiedad de M1), se ha marcado el objetivo de disparar sus ventas un 79% y duplicar su ebitda hasta 2019. La empresa se centrará en su desarrollo en mercados como África, Oriente Medio y Asia.

 

Las previsiones de la empresa pasaban por cerrar el ejercicio 2015 (finalizado el pasado 31 de marzo) con unas ventas de 560 millones de euros, que se elevarán hasta 913 millones de euros en 2019 si se cumplen sus proyecciones.

 

Pepe Jeans proyecta cerrar el ejercicio 2015 con un resultado bruto de explotación (ebitda) de  81 millones de euros, frente a los 69 millones de euros del año anterior. En 2019, el ebitda del grupo se habrá más que duplicado, situándose en 159 millones de euros.

 

La compañía alcanzó en el último ejercicio (finalizado el 31 de marzo de 2014) una cifra de negocio de  515,98 millones de euros, lo que supuso un incremento del 7% respecto al año anterior. El resultado neto de la empresa se disparó un 58% en 2014 y se situó en 47,95 millones de euros, gracias a la mejora de la actividad de explotación y también al resultado obtenido por la desinversión en el negocio conjunto que el grupo tenía con Coach para el mercado europeo