Utilizamos las cookies para ayudar a personalizar contenido, adaptar y medir los anuncios, y facilitar una experiencia más segura. Al hacer clic o navegar en el sitio, aceptas que recopilemos información dentro y fuera de modaes.es mediante las cookies. Consulta aquí más información, incluida la relativa a los controles disponibles: Política de cookies

Líder en información económica del negocio de la moda

24 May 201822:20

h Empresa

Paez abre su capital y capta 1,5 millones de un ‘family office’ de Guatemala

La compañía argentina de calzado, con sede en Barcelona, inicia una nueva etapa tras reestructurar su capital. El año pasado, dos de los fundadores, Francisco Murray y Francisco Piasentini, salieron de la empresa, manteniéndose sólo Tomás Pando en el capital.
16 May 2017 — 03:57
S. Riera
Temas relacionados
Compartir
Me interesa


 

Paez, borrón y cuenta nueva. La compañía argentina de calzado inicia una nueva etapa tras reestructurar su capital y trazar una nueva hoja de ruta para los próximos cuatro años. La empresa ha cerrado una ronda de financiación en la que ha dado entrada a un nuevo socio inversor. Se trata de un family office de Guatemala que ha inyectado en el grupo 1,5 millones de euros (1,63 millones de dólares), según ha explicado su consejero delegado, Horacio Broggi, a Modaes.

 

La incorporación de este nuevo socio en el capital de Paez se produce después de la salida de dos de sus fundadores, Francisco Murray y Francisco Piasentini. El tercero de los impulsores del proyecto, Tomás Pando, les compró el año pasado su participación. En la actualidad, controlan el capital de la empresa Pando, que mantiene la participación mayoritaria, el family office y un grupo de pequeños inversores que figuran en el accionariado desde el inicio.

 

Fundada en 2007, Paez echó a andar en Argentina como fabricante y distribuidor de alpargatas, y no fue hasta 2013 cuando aterrizó en el mercado español, con la apertura de tiendas en Madrid, Málaga, Mallorca y Tenerife. Poco después, la empresa se estableció en Barcelona y constituyó en la capital catalana sus oficinas centrales desde las que empezó a pilotar su expansión en Europa.

 

 

 

 

Ahora, además de reordenar el capital, Paez también ha modificado su estructura. La compañía ha cerrado sus oficinas en Argentina y ha trasladado todas sus operaciones a su sede en Barcelona. La empresa también se ha desprendido de la fábrica que tenía en su país de origen, que ha traspasado a sus antiguos trabajadores, que mantienen la producción para el mercado argentino.

 

La empresa cuenta en la actualidad con una plantilla de cuarenta trabajadores, un establecimiento en el centro comercial Maremagnum de Barcelona y dos pop up stores en otros dos complejos comerciales de la ciudad, La Maquinista y L’illa Diagonal. Para esta  semana, Paez tiene prevista la apertura de un cuarto establecimiento en el barrio barcelonés de El Born.

 

Por otro lado, la compañía también ha redefinido su estrategia y ha trazado un nuevo plan para los próximos cuatro años, con el que vuelve a poner el foco en el mercado europeo. La empresa se ha marcado como objetivo poner en marcha hasta veinte nuevos puntos de venta hasta 2020 en las principales ciudades del continente.

 

 

 

Por otro lado, Paez continúa apostando por el canal multimarca, en particular, en el extranjero. La empresa ha roto los acuerdos con distribuidores locales en Francia, Italia y Portugal, con el propósito de retomar las riendas de su comercialización en estos países a través de agentes propios.

 

En la actualidad, estos son, junto a Alemania, sus principales mercados además de España, aunque la marca también está presente en otros países europeos, como Hungría, Polonia, Finlandia, Dinamarca, Grecia, Holanda, los países Bálticos. El grupo comercializa también en África, en Angola y Sudáfrica; en la región Asia Pacífico, en Australia, Japón, Filipinas y Taiwán, y en Latinoamérica, en Argentina, Colombia y Costa Rica.

 

La empresa comercializó en 2015 alrededor de 500.000 pares de zapatillas, con precios que oscilan entre los 40 euros (44 dólares) y los 45 euros (50 dólares). En el último año, Paez también dio un primer paso hacia la deslocalización de su producto, con una primera línea de calzado de invierno, que tiene previsto mantener para este año. La producción del grupo se deriva a Asia y a España, aunque el propósito es ir acercándola.

Publicidad
Compartir
Normas de participación

info@modaes.es

 

Política de validación de los comentarios:

 

Modaes no realiza validación previa para la publicación de los comentarios. No obstante, para evitar que comentarios anónimos afecten a derechos de terceros sin capacidad de réplica, todos los comentarios requieren de un correo electrónico válido, que no será publicado.

 

Escribe tu nombre y dirección de email para poder opinar sobre esta noticia: tras hacer click en el enlace que encontrarás en el correo de validación, tu comentario será publicado.

0 comentarios — Se el primero en comentar
i18n_1_doubleclick_bridge_bottom
...