Empresa

Nude Project da el salto internacional tras cerrar 2022 cuatriplicando sus ventas

La empresa española de streetwear ha facturado once millones de euros en el ejercicio 2022, más del doble de sus previsiones originales. De cara al próximo año, los planes de la empresa pasan por abrir su primera tienda en el extranjero. 

Nude Project da el salto internacional tras cerrar 2022 cuatriplicando sus ventas
La semana pasada, la compañía abrió su primera tienda en Valencia con una inversión de cerca de 170.000 euros. 

M. Niza / I. Carmona

10 ene 2023 - 05:00

Nude Project suma y sigue. La start up española de moda urbana ha cerrado el ejercicio 2022 multiplicando por cuatro sus ventas, hasta superar los once millones de euros, más del doble de lo que pronosticaba originalmente. Ahora, la compañía se prepara para subir un nuevo escalón: la internacionalización, según adelantan Bruno Casanovas y Alex Benlloch, cofundadores de la empresa, a Modaes. 

 

Los primeros pasos de Nude Project son la apertura de pop ups en el extranjero, un formato que ya ha llevado a ocho ciudades españolas en 2022. El foco está puesto en países europeos como Italia, Portugal y Alemania, algunos de sus principales mercados internacionales, y la compañía prevé pasar por siete ciudades extranjeras en 2023 con tiendas efímeras. España sigue siendo el principal generador de ventas de Nude Project, pero las ventas al resto de Europa generan el 30% de sus ingresos. 

 

A lo largo del primer semestre de 2023, la start up abrirá su primera tienda en el extranjero y continuará reforzando su retail en España con una nueva apertura en Barcelona el próximo mes. La semana pasada, la compañía abrió su primera tienda en Valencia con una inversión de cerca de 170.000 euros. 

 

 

 

 

Los planes de internacionalización de Nude Project también pasan por desembarcar en América en el futuro próximo. La compañía está en búsqueda de un distribuidor para el mercado mexicano y de un franquiciado para abrir tiendas en la región latinoamericana. “2023 es el año de solidificar la empresa después del boom”, declara Casanovas. 

 

Por otro lado, Nude Project ampliará su oferta el próximo año, especialmente en prendas de exterior. La compañía se ha negado a establecer previsiones de ventas para 2023: “las previsiones de este año no han servido de nada, hemos crecido mucho más de lo esperado”, explica Casanovas. 

 

La empresa concentra la producción de sus prendas en Turquía y Portugal, con un pequeño porcentaje en China para las prendas de exterior. Con sede en Barcelona, Nude Project emplea a 45 personas y está buscando un nuevo espacio de oficinas para el próximo año, en el que prevé que su plantilla se incremente en cerca de veinte personas. 

 

La propiedad de la compañía está repartida a partes iguales entre sus fundadores y de momento no está entre sus planes abrir el capital a inversores externos, aunque “no lo descartan”.

 

Nude Project nació en 2019 con una inversión de seiscientos euros y una oferta inicial de camisetas estampadas. Impulsada por la viralidad en redes sociales, la start up ha multiplicado su facturación año tras año y se ha posicionado como una de las favoritas de la nueva generación de nuevos operadores de moda en España.