Líder en información
económica del negocio
de la moda

Empresa

Niza invierte dos millones para relanzar Dolores Promesas con tiendas, corners y online

Los planes de la compañía también pasan por incluir la oferta de la marca en marketplaces especializados, abrir corners en El Corte Inglés y poner en marcha su primera tienda de cara al año que viene en Madrid.

Ainoa Erdozain

16 jun 2022 - 05:00

Campaña de Niza

 

 

Niza traza su plan para Dolores Promesas. La compañía de moda femenina, que rescató Dolores Promesas en el marco de su liquidación a mediados del mes pasado, invertirá dos millones de euros para relanzar la marca e impulsar su crecimiento, según ha explicado José Kalu, consejero delegado de la compañía, a Modaes.es.

 

Los planes de la compañía también pasan por introducir la colección de primavera 2023 de Dolores Promesas en algunos centros de El Corte Inglés, ubicados entre Madrid, Valencia, Málaga o Lisboa (Portugal). “Más adelante, también tenemos en mente abrir corners propios de la mano de los grandes almacenes”, apunta Kalu.

 

Además, Niza también planea abrir la primera tienda de Dolores Promesas en Madrid de cara al año que viene y lanzar una primera colección en su ecommerce para finales de este año, coincidiendo con el lanzamiento de su nueva web. Dolores Promesas también quiere entrar en marketplaces especializados como Zalando, Yoox o La Redoute.

 

 

 

 

Las sociedades Leyenda Personal y Leyenda Personal Retail, con las que operaba Dolores Promesas, presentaron concurso de acreedores a finales de 2020. A principios del mes pasado, Niza se adelantó en la puja por la firma, en la que también estaban interesados otros operadores del sector. Finalmente, a mediados de mes, Niza firmó el acuerdo de compra a través de una operación cuyo importe no trascendió.

 

“La adquisición de Dolores Promesas ha sido estratégica para nosotros porque queríamos reforzar la parte de comunicación y nuestra oferta con nuevas categorías de producto”, explica Kalu. Ahora, ambas marcas crearán sinergias fusionando, por un lado, su red de proveedores, que ahora incluirá nuevos socios ubicados en España y Portugal, y, por otro lado, su estructura corporativa.

 

De cara al relanzamiento de la marca y para reforzar su equipo, Niza ha contratado a talento de Dolores Promesas: la empresa ha incorporado recientemente a su antigua diseñadora, Ana Muñoz, como directora de diseño; a Lola Vaquero, que ocupó durante quince años la dirección de márketing de Dolores Promesas, como directora de comunicación y márketing; y a Gema Montoro, antigua directora de ventas en Dolores Promesas, como directora comercial. Según los últimos datos disponibles, Dolores Promesas registró unas ventas de 9,5 millones de euros en 2018.

 

 

 

 

Por su parte, en los próximos meses, Niza pondrá el foco en reforzar su estrategia online y en seguir sumando marketplaces para consolidar su presencia a escala internacional. Actualmente, el canal digital genera un 40% de su cifra de negocio y un 35% de las ventas se genera en el extranjero.

 

“Es complicado definir estrategias de crecimiento con la situación económica que vivimos; ahora estamos notando un efecto rebote pospandemia que muestra que hay pulso, pero se acercan curvas”, sostiene Kalu, que también es economista.

 

“La inflación no es algo temporal, a escala estructural se quedará durante mínimo dos años; no es el mejor momento para hacer expansiones en retail”, apunta el directivo, añadiendo que la empresa ha subido precios en torno a un 5%, para poder hacer frente a la presión de costes.

 

En lo que va de año, Niza ha registrado un incremento interanual del 140% en sus ventas. Frente a 2019, antes del estallido de la pandemia, el incremento es de casi un 50%. Según los últimos datos disponibles, Niza cerró 2021 con una facturación de, aproximadamente, cinco millones de euros.

 

 

 

 

Los orígenes de Niza se remontan a 1998, cuando fue fundada de la mano de la diseñadora india Maya Kalu en Santa Cruz de Tenerife. Actualmente, el accionariado de la compañía se reparte entre Maya Kalu y sus dos hijos, José Kalu y Ana Kalu. La empresa cuenta con un equipo formado por cerca de cincuenta personas y una red de distribución compuesta por 22 corners en El Corte Inglés, treinta establecimientos franquiciados en países como Kuwait, México o Israel y su canal de venta online.

 

Desde finales del año pasado, la empresa ha pivotado su estrategia y también está operando como distribuidora de otras firmas a escala internacional. “Nos hemos especializado tanto en ecommerce que estamos ofreciendo servicios de distribución para otras marcas que quieren acelerar su expansión”, sostiene Kalu. De momento, la empresa gestiona la distribución de una marca de moda mexicana y una firma británica de bolsos. Próximamente, Niza incorporará dos firmas más, procedentes de España y Reino Unido, a su cartera.