Líder en información
económica del negocio
de la moda

Empresa

Nina Ricci se centra en los complementos para capear el temporal

17 abr 2009 - 00:00

Como toda firma de lujo que se precie, Nina Ricci apuesta por los complementos. La compañía, propiedad del grupo catalán de perfumería Puig Beauty & Fashion, se centrará a lo largo de este ejercicio en la consolidación de su línea de complementos, "que dará visibilidad, acercará la marca a los consumidores y elevará los márgenes", según explicó ayer el director general de la firma, Alain Quillet. Los complementos servirán también a la enseña de origen francés para entrar en nuevos mercados, como Oriente Medio y Asia. La firma se niega a rebajar los precios de su ropa para acercarse a nuevos consumidores, pero tiene previsto lanzar líneas más baratas de bolsos y calzado.Quillet aseguró, de todos modos, que "Nina Ricci no está afectada por la situación económica" y que el proceso de reorganización es consecuencia de un estudio iniciado hace más de un año. La compañía acaba de incorporar a Peter Copping como director creativo tras la salida de Olivier Theyskens y, según el director general de la empresa, serán necesarios tres años para consolidar el trabajo del nuevo fichaje. Nina Ricci cuenta únicamente con tres establecimientos propios, ubicados en París, Moscú y Dubai. La empresa, que utiliza también el canal multimarca (con una red de 150 tiendas en todo el mundo), no tiene previsto incrementar sus puntos de venta propios como consecuencia de la situación económica. Actualmente, el primer mercado de la firma es Estados Unidos, con un 35% de las ventas totales del grupo. El objetivo de Quillet es que países tradicionalmente consumidores de lujo como Japón eleven su peso gracias al énfasis en los complementos.