Líder en información
económica del negocio
de la moda

Empresa

Nice Things desmantela su consejo de administración tras la salida del director general

Jordi Pascual, que estaba al frente de la empresa desde 2011, ha abandonado la compañía. Tras la revocación de los consejeros, la empresa ha colocado a Paloma Santaolalla como administradora única.

I. P. G. / P. R. D.

1 dic 2020 - 04:57

Nice Things desmantela su consejo de administración tras la salida del director general

 

 

Nice Things reordena su dirección. La compañía familiar, fundada en 1995, ha eliminado su consejo de administración tras la salida el pasado verano de su director general, Jordi Pascual, que estaba al frente de la compañía desde 2011.

 

Además de a Pascual, que ya no está en el grupo, Intermalla, la matriz de Nice Things, también ha revocado a Paloma Santaolalla y sus dos hijos, Paloma Lanna y Borja Santaolalla, del cargo de consejeros. También se revocó a la secretaria no consejera, Montserrat Rodríguez.

 

En su lugar, la empresa ha colocado a Paloma Santaolalla, cofundadora y directora creativa de Nice Things, como nueva administradora única. Por el momento, la compañía todavía no ha nombrado a un sustituto para Pascual.

 

El ejecutivo se incorporó a Nice Things en 2011 y fue el primer director general externo a la familia fundadora. El directivo lideró la expansión internacional de la empresa con retail y pilotó la profesionalización de la gestión, también durante el proceso de relevo generacional que comenzó en 2015. El ejecutivo se dedica ahora a la docencia, como profesor de EAE Business School, y es socio de la consultoría estratégica TeamUp.

 

 

 

 

Nice Things y su spin off, Paloma Wool, liderada por Paloma Lanna, están presentes a través del canal wholesale en todo el mundo, con Europa, Estados Unidos, Australia y Japón como principales mercados.

 

El grupo, que emplea a 125 personas, cuenta también con 54 tiendas: 27 en España, veinte en Francia y siete en Portugal. Según las últimas cuentas de Intermalla depositadas en el Registro Mercantil, la empresa cerró 2018 con una facturación de 16,27 millones de euros, un 2,8% menos que el año anterior.

 

El resultado de explotación y el resultado neto, en cambio, se dispararon más de un 50%. En concreto, la empresa anotó un resultado bruto de 405.048 euros, con un alza del 65% respecto a los 245.124 euros de 2017. El resultado neto, por su parte, fue de 290.794 euros, un 48% más.

 

Nice Things inició su desarrollo en 1995 de la mano de los empresarios Paloma Santaolalla y Miguel Lanna, responsables de uno de los grandes fenómenos de la moda española en los noventa, la marca Globe. Desde 2015, la empresa está pilotada por la segunda generación familiar.