Líder en información
económica del negocio
de la moda

Empresa

NCK: el estandarte de Vivarte en España, en el ‘aire’ en plena reestructuración del grupo

La sociedad, con sede en Cornellà de Terri (Girona), gestiona desde mediados de los noventa las marcas Naf Naf y Chevignon en España y, desde que Vivarte se hizo con ellas, controla también la filial.

S. Riera

6 abr 2017 - 04:54

NCK: el estandarte de Vivarte en España, en el ‘aire’ en plena reestructuración del grupo

 

 

Vivarte nada a contracorriente en España. No sólo Merkal es una de las compañías más saneadas del grupo galo, inmerso desde hace cinco años en un proceso de reestructuración, también mantiene su musculatura su filial española NCK, con sede en Cornellà de Terri (Girona) y responsable de la distribución en España y Portugal de Naf Naf y Chevignon. Sin embargo, el futuro de la compañía española está ahora en el aire a la espera de que las marcas que gestiona en el país encuentren comprador.

 

El grupo francés Vivarte encara desde 2010 un profundo proceso de reorganización para regresar a la senda del crecimiento. La compañía, que acaba de negociar con los acreedores recortar el 60% de su deuda, tiene a la venta Naf Naf y Chevignon, así como MerkalKookaï y André. A finales de marzo, la empresa vendió Pataugas a Hopps Group.

 

NCK cuenta en la actualidad con una plantilla de 120 trabajadores, el grueso de ellos en tiendas y córners. Según los últimos datos disponibles en el Registro Mercantil, la empresa concluyó 2014 con un descenso de su cifra de negocio del 12%. La empresa situó entonces sus ventas en 15,8 millones de euros, frente a los 18 millones de euros de un año atrás.

 

 

No obstante, NCK mejoró sus pérdidas, que situó en 209.000 euros, frente a los números rojos de 424.000 euros de un año atrás. En la actualidad, la empresa gestiona nueve tiendas en España de Naf Naf, situadas en Almería, Cádiz, Barcelona, Girona, Vic (Barcelona), Ciudad Real, Madrid, Pamplona y Tenerife, además de cerca de sesenta córners de la marca en El Corte Inglés repartidos por toda la geografía española.

 

Naf Naf, controlada aún por sus fundadores, los hermanos Patrick y Gérard Pariente, aterrizó en España en 1993. Veinte años después de su fundación, la marca salió a la conquista del mercado exterior y el mercado español fue el primero en el que recaló. La enseña creó de inmediato estructura en el país, con la constitución de NCK.

 

La sociedad española sumó la distribución de la enseña de moda masculina Chevignon en 1995, cuando los hermanos Pariente se hicieron con la enseña. La filial española de Naf Naf estuvo pilotada hasta 2007 por Miquel Esteve, actual responsable en la Península Ibérica de Group Beaumanoir, propietaria, entre otras, de Caché Caché. Aquel año, Vivarte tomó el control de NCK, justo después de hacerse con el grupo Naf Naf.

 

 

En 2010, Vivarte también se hizo con la totalidad de la sociedad Kookaï Iberia, que comercializaba la enseña homónima en España y Portugal y trasladó su actividad a la localidad gerundense de Cornellà de Terri. Esta filial, por su parte, cerró 2014 con un retroceso del 19% de las ventas, que situó en 3,4 millones de euros. Aquel año, registró pérdidas de mil euros.

 

Tanto NCK como Kookaï Iberia dependen de Vivarte Moda, con sede en Barcelona. Sin embargo, la actividad diaria de la empresa se gestiona directamente con las oficinas de París. Las filiales españolas están administradas por ejecutivos franceses. Como administrador único de NCK está el consejero delegado de Naf NafLuc Mory, y de Kookaï IberiaFabio Luxy, director general de Naf Naf.

 

La cúpula directiva de ambas sociedades en Cornellà de Terri está compuesta por responsables de área, como Jordi Bisbe, al frente del departamento financiero, o Anna Gómez, como directora comercial.

 

Vivarte, que emplea a unos 1.600 trabajadores, también ejecutó un recorte de plantilla de 600 empleados a principios de año con el objetivo de reconducir su situación. No obstante, las filiales españolas del grupo esquivaron esta reestructuración. La empresa cerró su ejercicio 2015-2016 con ventas de 2.200 millones de euros frente a los 2.400 millones de euros del anterior.