Líder en información
económica del negocio
de la moda

Empresa

Morellato se alía con El Corte Inglés para multiplicar su presencia en España

29 nov 2010 - 00:00

P. Riaño.- La multinacional italiana Morellato quiere convertirse en uno de los grandes actores de la joyería en el mercado español. Este es el objetivo que se ha marcado Michele Bortoluzzi, responsable de la filial de la compañía en España. Para ello, la empresa ha firmado un acuerdo con El Corte Inglés para abrir cuarenta espacios en los principales centros del país, mientras busca oportunidades para instalarse con tiendas propias a pie de calle en Madrid y Barcelona.

La empresa, que cuenta con cuatro marcas propias y seis licencias, acaba de poner en marcha 21 corners dentro de El Corte Inglés con Morellato, y a principios de diciembre se abrirá una tienda propia de veinte metros cuadrados en El Corte Inglés de Princesa, donde se venderán todas las firmas del grupo.

 

En 2011, los planes de la compañía pasan por establecer veinte corners más y diez tiendas de la mano de la cadena de grandes almacenes, además de reforzar su red de distribución en el canal multimarca. En paralelo, la empresa busca oportunidades para instalarse en las calles más comerciales de Madrid y Barcelona con establecimientos propios.

 

Morellato, el mayor productor italiano de joyería y relojería por detrás de Bulgari, comenzó a operar en España hace veinte años. Bortoluzzi considera que “ha llegado el momento de que la presencia en el mercado nacional corresponda con la del resto del grupo, a pesar de la situación económica”. “El consumo no ha pasado de cien a cero, sino de cien a noventa –sostiene el directivo-; al tener un abanico grande de marcas, continuamos teniendo un público al que dirigirnos”.

La empresa, con una facturación anual de 200 millones de euros, prefiere no facilitar la inversión prevista para este plan de crecimiento. Hoy en día, el 50% del negocio del grupo procede del mercado italiano y, aunque admite que es un planteamiento de máximos, el objetivo de Bortoluzzi es que España iguale el tamaño actual de Italia tras la implementación del plan de crecimiento. La filial española del grupo, que representa el segundo mercado de la empresa en Europa, emplea a alrededor de cincuenta personas, incluyendo 35 agentes.

 

Para acompañar el desarrollo de la red de distribución en España, la empresa lanzará en el mercado una línea de oro de 18 quilates y diamantes por primera vez en su historia, con precios que oscilarán entre 120 euros y 900 euros. Además, España será el primer país en estrenar la distribución en el sur de Europa de los productos de la marca Converse, de la que Morellato acaba de conseguir la licencia.

 

Fundada en 1858 como fabricante de correas de relojes, la compañía italiana cuenta con 250 establecimientos de joyería y relojería en 75 países del mundo. Morellato cuenta con cuatro unidades de negocio: accesorios (la empresa es proveedora de correas de relojes y estuchería de grupos como Bulgari, IWC y Tag Heuer), joyería, relojería y distribución (con las tiendas Morellato, Bluespirit y Gold Gallery).

 

La compañía es propietaria de las marcas Philip Watch, Sector, Morellato y Chronostar y cuenta con la licencia de Roberto Cavalli, Miss Sixty, Just Cavalli, John Galliano y Pirelli, además de hacerse cargo de la distribución de Police y Converse.