Líder en información
económica del negocio
de la moda

Empresa

Moncler alerta sobre el impacto económico de la guerra entre Rusia y Ucrania

La empresa, que situó su beneficio neto en 411,4 millones de euros en 2021 y registró unas ventas de más de 2.046 millones de euros, no ha realizado previsiones para el próximo ejercicio debido a la complejidad geopolítica del panorama internacional.

Modaes

16 mar 2022 - 18:00

Tienda de Moncler

 

 

Moncler se abstiene a presentar previsiones. El grupo italiano, especializado en moda outdoor, ha registrado un beneficio neto de 411,4 millones de euros en el ejercicio fiscal 2021, finalizado el pasado 31 de diciembre, lo que supuso un incremento anual del 37% y un alza del 42% frente al periodo pre-Covid.

 

En relación a la guerra entre Rusia y Ucrania, Moncler ha señalado en un comunicado que las ventas de la empresa en ambos mercados no ascienden a más del 2% de sus ingresos. En total, el grupo cuenta con 19 empleados en los dos países y opera a través del canal digital, puntos de venta wholesale, tiendas físicas y más de cien puntos de venta multimarca.

 

“Aún así, la incertidumbre de la situación tiene un alto riesgo de afectar a la economía a escala global y esto tendrá consecuencias para el próximo ejercicio fiscal, para el que todavía no hemos podido realizar previsiones”, ha añadido.

 

Entre enero y diciembre, el grupo registró unas ventas consolidadas de 2046,1 millones de euros, representando un crecimiento interanual del 44% y un aumento del 28% en comparación a 2019.

 

Del total de las ventas, que superaron por primera vez la barrera de los 2.000 millones de euros, la marca Moncler copó un 89,1% de los ingresos, mientras que Stone Island, adquirida a finales de 2020, concentró el 10,9% restante.

 

 

 

 

El grupo, que ya presentó sus resultados preliminares el pasado 24 de febrero, señaló que “el comienzo de 2022 había estado marcado por una incertidumbre considerable, particularmente con el contexto geopolítico, que añadía complejidad a la situación económica actual, afectada todavía por la crisis sanitaria”.

 

“Cuando saltamos a bolsa en 2013 teníamos objetivos muy ambiciosos, y estoy especialmente orgulloso de que, ocho años después, en mitad de una pandemia mundial, hayamos registrado más de 2.000 millones de euros en ventas y situado nuestro beneficio neto en más de 400 millones de euros”, sostuvo Remo Rufini, presidente y consejero delegado de Moncler.

 

En paralelo, este año, Moncler celebra setenta años desde su fundación y cuarenta años de la marca Stone Island, a lo que añadió “estamos preparados para hacer de este momento una oportunidad única y celebrar la historia de nuestras marcas”.