Líder en información
económica del negocio
de la moda

Empresa

Mimótica Micola inicia su ‘road show’

18 jun 2010 - 00:00

Modaes.- La firma de complementos Mimótica Micola está más cerca de conseguir su objetivo. Tal y como adelantó Modaes el pasado mayo, la empresa catalana ha puesto en marcha un proceso de búsqueda de socios para iniciar una segunda fase de crecimiento. Ahora, la compañía ha sido seleccionada como una de las treinta mejores de la ciudad por parte de Barcelona Activa y Ernst & Young.La agencia de promoción económica del Ayuntamiento de Barcelona y la auditora Ernst & Young impulsan el plan Axelera, que selecciona a empresas para convertirlas en referentes globales. Tras la fase de selección, que acaba de completarse, el plan Axelera definirá una estrategia personalizada para cada una de ellas y pondrá en marcha acciones de comunicación. La principal de estas acciones es un road show de presentación de las iniciativas con mayor proyección ante inversores internacionales, en ciudades como Londres, Berlín y París. Paralelamente, algunas de las compañías seleccionadas podrán optar también a sesiones individuales con empresarios de sus respectivos sectores que puedan estar interesados.Tal y como ha explicado a Modaes la fundadora de Mimótico Micola, Raquel Micola, la firma de complementos ha sido seleccionada entre un total de 250 compañías para acceder a Axelera. Se trata de una oportunidad para la empresa de acceder a nuevas vías de financiación. Fundada hace seis años, Mimótica Micola se ha posicionado en el mercado con presencia en 300 puntos de venta multimarca. La firma, controlada por Raquel Micola (60%) y Óscar Aguilar (40%), se dirige a un público de poder adquisitivo medio alto y compite con marcas como Malababa y cadenas como Bimba&Lola o Uterqüe. Mimótica Micola, que además de bolsos comercializa calzado (y estudia el lanzamiento de una línea de ropa), quiere poner en marcha ahora una segunda fase de crecimiento, con la que pretende posicionar su marca en el mercado con tiendas propias. La empresa ultima su apertura en el barrio del Born de Barcelona y estudia ciudades como Nueva York y Los Ángeles.