Utilizamos las cookies para ayudar a personalizar contenido, adaptar y medir los anuncios, y facilitar una experiencia más segura. Al hacer clic o navegar en el sitio, aceptas que recopilemos información dentro y fuera de modaes.es mediante las cookies. Consulta aquí más información, incluida la relativa a los controles disponibles: Política de cookies

Líder en información económica del negocio de la moda

24 Mar 201923:17

Unicornios, ‘marketplaces’ y ‘pure players’: los latinoamericanos sacan pecho en ecommerce

De Mercado Libre a Linio, la batalla en la Red en Latinoamérica se juega en territorios con alta penetración del ecommerce como Brasil, México y Argentina. 

14 Dic 2018 — 03:50
María Bertero
Compartir
Me interesa

Mercado Libre, el unicornio latinoamericano que democratizó el ecommerce

 

 

Mercado Libre, el unicornio latinoamericano que democratizó el ecommerce

De revolucionar el ecommerce en Latinoamérica a democratizar los sistemas de compra. Mercado Libre, el primer unicornio de la región, ha centrado su crecimiento con ADN emprendedor. La compañía argentina se ha convertido en la mayor plataforma de ecommerce de Latinoamérica, abarcando distintas categorías de producto e innovando con nuevos métodos de pago para lograr expandir el ecommerce en la región. De programas de fidelización a sus clientes a ofrecer métodos de pago electrónico, Mercado Libre ha logrado desbancar a titanes del ecommerce que deciden atacar Latinoamérica.

 

El germen de la compañía se inició en la Universidad de Stanford, cuando su fundador y actual consejero delegado, Marcos Galperín cursaba un MBA. De hecho, Mercado Libre fue el plan empresarial que el argentino debía presentar para acabar el máster.

 

La empresa inició su negocio en 1999 con un formato de compra y venta de productos, tanto usados como nuevos. La plataforma comenzó su negocio primero en Argentina y al poco tiempo saltó al extranjero y comenzó a operar también con el formato de marketplace. Uno de los objetivos de Mercado Libre desde sus inicios fue ofrecer a las start ups y a los pequeños comerciantes contar con una plataforma de comercio electrónico efectiva. 

 

 

 

 

Con una cifra de negocio de 1.389 millones de dólares a cierre del ejercicio 2017, la argentina Mercado Libre es la mayor plataforma latinoamericana de ecommerce. En el último año, el grupo acogió un total de 270,1 millones de transacciones, batiendo el récord de un millón de artículos vendidos por día.

 

La plataforma cuenta con 211,9 millones de usuarios registrados y está conformada por más de 4.000 tiendas oficiales de distintas marcas. La oferta comercial de Mercado Libre está compuesta por diversas categorías dependiendo del país, que van desde tecnología, moda, cosmética y artículos para el hogar, hasta coches e inmuebles.

 

Actualmente, Mercado Libre tiene presencia en 18 países de Latinoamérica, siendo Brasil, México y Argentina sus mercados de mayor crecimiento. El grupo saltó a bolsa en 2007, cuando comenzó a cotizar en el Nasdaq. La compañía se ha destacado de sus competidores por brindar soluciones a sus usuarios, especialmente en cuanto a medios de pago. El grupo opera con otras líneas de negocio como Mercado Pago, Mercado Envíos, Mercado Shops y su último lanzamiento: Mercado Crédito. Este último permite a los usuarios acceder a créditos para concretar sus compras online y potenciar así la inclusión financiera en Latinoamérica.

 

 

 

 

Linio, de Rocket Internet a Falabella para dar batalla en Latinoamérica

Pocos años de trayectoria, pero con un futuro prometedor. Linio ha desarrollado su negocio casi en silencio, con presencia en pocos países de Latinoamérica y sin cotizar en bolsa. Sin embargo, en agosto de 2018, la empresa, que dio sus primeros pasos en México, pasó a manos del gigante chileno Falabella en una operación valorada en 138 millones de dólares.

 

Linio fue puesta en marcha en 2012, de la mano de Pedro Freire y Andreas Mjelde, actual consejero delegado del grupo. La compañía inició su negocio de manera simultánea en México y Colombia y ha recibido inyecciones de capital de parte de distintos fondos mexicanos e internacionales, entre ellos Rocket Internet. En sus comienzos, la compañía inició bajo el nombre de Bazaya, que al poco tiempo cambió por su denominación actual.

 

El negocio de Linio comenzó con tan solo 5.000 referencias y mucha publicidad en redes sociales. En 2014, la empresa dio el salto al extranjero con su entrada en otros países de Latinoamérica como Chile, Panamá, Argentina y Ecuador. En septiembre de 2016, el grupo captó 55 millones de dólares en una ronda de financiación en la que participaron LIV Capital, Northgate y Knnevik.

 

En 2018, el grupo de ecommerce siguió los pasos de gigantes del sector como Amazon y saltó al brick con la apertura de sus primeras tiendas físicas, las primeras de ellas ubicadas en el mercado ecuatoriano.

 

Ahora, Linio comenzará una nueva etapa bajo el mando de Falabella. El titán chileno de grandes almacenes invertirá 285 millones de dólares en potenciar la plataforma de ecommerce, mientras que el objetivo de Linio es convertirse en la principal tienda online en Chile, Perú y Colombia.

 

Actualmente, el grupo mexicano latinoamericano de ecommerce tiene presencia en ocho países de la región: Argentina, Chile, Colombia, Ecuador, México, Panamá, Perú y Venezuela. Linio opera con más de ocho millones de referencias en categorías como moda, cosmética, relojería, decoración, tecnología y juguetes.

 

La compañía, con una facturación que ronda los 137 millones de dólares anuales (a pesar de que la empresa no hace públicos sus resultados), cuenta con oficinas comerciales en Miami y China, desde donde establece las relaciones con compradores de Estados Unidos, Europa y Asia.

 

La empresa comercializa más de 7.000 marcas de moda, entre las que se destacan Gucci, Lacoste y Calvin Klein, así como firmas deportivas como Adidas, Puma y Under Armour. En cuanto a cosmética, Linio cuenta con una oferta de más de 1.100 firmas como Victoria’s Secret y Chanel.

 

 

 

 

Rocket Internet, el ‘hada madrina’ de Dafiti

“Se busca fundador de start up de éxito”. Con este gancho despega cada nuevo proyecto de Rocket Internet. La aceleradora alemana está especializada en identificar modelos de start ups tecnológicas de éxito en Estados Unidos, principalmente en ecommerce, y replicarlas en tiempo récord en Europa o mercados emergentes. Le han acusado de copycat, pero ellos se enorgullecen de serlo: “comparado con la mayoría, nosotros ofrecemos valor operativo”, ha defendido en entrevistas Oliver Samwer, uno de sus fundadores.

 

Samwer y sus hermanos, hijos de una acomodada familia de Colonia, vieron un filón después de su primer éxito, Alando, una copia de eBay que terminó pasando a manos del grupo estadounidense en 1999. En 2008, decidieron escalar esa estrategia con la creación de Rocket Internet, con la que pretendían acelerar el proceso de reproducción y aceleración que ya habían hecho con Alando. La aceleradora es una máquina engrasada para disparar la expansión de las start ups en poco tiempo, con un equipo que analiza hasta 800 métricas por compañía.

 

El modelo se nutre principalmente de compañías desarrolladas in house, para las que contratan a jóvenes emprendedores “con un MBA en una universidad de prestigio y experiencia en finanzas o consultoría”, que reciben el cargo de fundadores de la nueva compañía. Rocket Internet selecciona la idea, realiza el modelo de negocio y proporciona en un principio la sede y personal a cambio de una comisión, además de controlar la mayoría del accionariado. Además, la empresa también ha entrado en el capital de terceros como Delivery Hero.

 

Pero la historia de éxito de Rocket Internet también tiene claroscuros. En 2016, el grupo identificó otras “estrellas emergentes” en su cartera, entre las que se encontraba Paymill, una copia de Paypal que fue a concurso sólo un año después.

 

Ese mismo año, la compañía recortó la valoración de otra de sus empresas, Global Fashion Group, en dos tercios, y en los últimos años el grupo no termina de remontar el vuelo. En 2017, la empresa facturó 36,8 millones de euros, un 27% menos que el año anterior, aunque encogió sus pérdidas hasta seis millones de euros. 

 

El grupo opera actualmente con Hello Fresh y Delivery Hero, de alimentación; Jumia, de todo tipo de productos y dedicada al continente africano; y Home 24 y Westwing, de decoración, para la que ultima su salto a bolsa. En moda, Rocket Internet opera con Global Fashion Group, que agrupa cinco plataformas especializadas en mercados emergentes: Dafiti (Latinoamérica), Lamoda (Rusia), Zalora y The Iconic (Australia). La empresa también impulsó Namshi, hoy en manos de Emaar, y Lazada, propiedad de Alibaba.

 

Publicidad
Compartir
Normas de participación

info@modaes.es

 

Política de validación de los comentarios:

 

Modaes no realiza validación previa para la publicación de los comentarios. No obstante, para evitar que comentarios anónimos afecten a derechos de terceros sin capacidad de réplica, todos los comentarios requieren de un correo electrónico válido, que no será publicado.

 

Escribe tu nombre y dirección de email para poder opinar sobre esta noticia: tras hacer click en el enlace que encontrarás en el correo de validación, tu comentario será publicado.

0 comentarios — Se el primero en comentar
i18n_1_doubleclick_bridge_bottom
...