Empresa

Mayoral reduce un 40% su beneficio en 2021 e inyecta 7 millones en Boston y Hug&Clau

La compañía malagueña de moda infantil avanza que tiene previsto externalizar su producción a países como China, el Sudeste Asiático y el Norte de África por su competitividad en costes.

Mayoral reduce un 40% su beneficio en 2021 e inyecta 7 millones en Boston y Hug&Clau
Mayoral registró un beneficio neto de 73,9 millones de euros en el ejercicio.

C. Juárez

26 oct 2022 - 05:00

Mayoral empeora su resultado neto pese a mejorar ventas. La compañía de moda infantil, una de las mayores del mundo en su sector, ha cerrado el ejercicio 2021 (finalizado el 31 de diciembre) con un descenso del beneficio del 40%, hasta 73,9 millones de euros, pese a registrar un incremento del 15% en sus ventas, según se desprende de las últimas cuentas consolidadas de Indumenta Pueri depositadas en el Registro Mercantil.

 

En el informe de gestión, la empresa avanza que tiene previsto externalizar la producción a países y áreas geográficas “con elevada competitividad de costes” como China, el Sudeste Asiático, India y el Norte de África. La compañía también tiene parte de su producción en España.

 

En 2021, la empresa incrementó sus ventas un 15%, hasta 327,5 millones de euros, aunque todavía por debajo de los niveles de antes de la pandemia. Sin embargo, el beneficio neto del grupo se redujo un 40%, hasta 73,9 millones de euros, frente a los 123,7 millones de euros del periodo anterior.

 

El descenso del beneficio se produjo debido a la partida de deterioro y resultado por pérdida de influencia significativa de participaciones puestas en equivalencia o del control conjunto sobre una sociedad multigrupo, que pasó de 169.593 euros a 1,8 millones de euros negativos.

 

 

 

 

El informe de gestión de Indumenta Pueri también da detalles sobre las dos operaciones corporativas que Mayoral realizó en 2021: las compras de Boston y Hug&Clau. La empresa precisa que la adquisición de la marca de moda masculina (a través de la sociedad Simply Business) se cerró por un euro y en noviembre de 2021 se realizó una ampliación de capital de cinco millones de euros.

 

Por otro lado, el grupo se hizo con el 75% de Trendy Chic Taste, propietaria de Hug&Clau, por 3,3 millones de euros. En diciembre del año pasado, el grupo malagueño suscribió una ampliación de capital de dos millones de euros en la sociedad elevando su participación hasta el 82,7%.

 

En el ejercicio, además, Mayoral realizó una ampliación de capital de sus filiales de Chile y Perú, controlando el 100% de ambas sociedades, y acudió a dos inversiones de capital de Global Porfolio Investments, su vehículo inversor.

 

 

 

 

En la memoria anual, Mayoral señala que a cierre de ejercicio tiene un fondo de maniobra negativo como consecuencia fundamental de la financiación de determinadas inversiones financieras a largo plazo. Sin embargo, el grupo sostiene que “no se esperan problemas de liquidez en función de la generación de flujos de efectivo”. La empresa tiene una deuda a corto plazo de 284.074 euros y, a largo, de 187.343 euros.

 

Según la empresa, el ejercicio 2021 refleja “la recuperación de la pandemia” y añade que su estrategia de diversificación geográfica y de canales, junto a una posición financiera “fuerte”, les ha permitido mantener una situación positiva y en línea con los ejercicios anteriores.

A 31 de diciembre de 2021, además, Mayoral tenía su presencia repartida en más de cien países con una red de veinte distribuidores, además de 250 agentes. La red comercial del grupo ascendió a 269 establecimientos, entre tiendas propias y franquicias. Además, la empresa vende a través de su ecommerce en 21 mercados.

 

Según la empresa, además, los principales gastos durante el periodo son producto derivado de actividades “de innovación tecnológica por parte de una de las sociedades dependientes del grupo, concretamente el planteamiento, diseño, preparación, desarrollo y obtención de muestrarios textiles”.

 

 

 

 

Ya en el ejercicio 2022, Mayoral destaca que “debido al conflicto bélico generado por la invasión de Rusia a Ucrania, se está generando una situación de incertidumbre en los mercados a nivel mundial, así como una mayor inflación y otros efectos negativos en la economía de forma generalizada”.

 

Tras el estallido de la guerra, la compañía paralizó su actividad en estos países, que supone cerca del 5% de la cifra de negocios, según explica en la memoria. “La dirección está evaluando el posible impacto en el negocio, aunque no se espera un gran efecto significativo en la situación financiera del grupo, se está realizando una supervisión constante de la evolución de la situación con el fin de afrontar los posibles impactos futuros que pudieran producirse”, explica Mayoral.

 

Para el próximo ejercicio, además, la estrategia del grupo pasa por incrementar sus ventas mediante la apertura de nuevas filiales comerciales en nuevos mercados, poner en marcha tiendas propias no sólo en España y potenciar los ingresos a través del canal online, así como el lanzamiento de nuevos productos.