Líder en información
económica del negocio
de la moda

Empresa

Mayoral busca su hueco en adulto y da la vuelta a Boston para facturar 10 millones en 2022

El grupo malagueño compró la compañía de moda masculina el año pasado y ha puesto en marcha un plan para transformar su marca, dejando atrás la sastrería por un estilo más casual y multiplicando su red de retail hasta 2025.

Isabel Carmona

3 may 2022 - 05:00

Mayoral busca su hueco en adulto y da la vuelta a Boston para facturar 10 millones en 2022

 

 

Hay un nuevo jugador en la moda española de hombre y apunta muy alto. Menos de un año después de la compra de Boston, el primer proyecto de Mayoral fuera de la moda infantil, el grupo malagueño ha puesto en marcha un plan estratégico para la cadena de moda masculina que pasa por dar la vuelta a la marca y multiplicar su red de tiendas hasta 2025, según adelanta Carmen Ríos, directora de nuevas marcas de Mayoral y responsable del relanzamiento de Boston, a Modaes.es.

 

Este año, la compañía madrileña tiene el objetivo de facturar diez millones de euros, más del doble de lo que ingresó en 2020, cuando la suspensión de los eventos formales y el auge del teletrabajo hirieron gravemente el core de su negocio: los trajes. Antes del estallido del Covid-19, Boston facturó 7,6 millones de euros.

 

En los próximos tres años, la cadena abrirá diez puntos de venta anualmente para contar con una red de sesenta tiendas en 2025. En julio de 2021, cuando Mayoral se hizo con la empresa madrileña de moda masculina, sumaba 19 establecimientos y, a finales de mayo, ya serán treinta. “Cuando la compramos, Boston era una empresa pequeña, aunque con mucho recorrido”, comenta Ríos.

 

 

 

 

Previamente, Ríos era directora de retail del grupo malagueño y ha pasado por el departamento de márketing de Mayoral. La ejecutiva también está al frente de Hug&Clau, empresa de moda de mujer que la compañía compró el pasado septiembre y que impulsará, aunque con una menor transformación que Boston.

 

El reposicionamiento de la cadena de hombre tiene como objetivo rejuvenecer la marca, acercándose a un cliente de entre 30 y 35 años y adaptándose a las tendencias, entre ellas, la moda casual. “El producto será mucho más sport y mucho menos de sastrería”, describe Carmen Ríos. “La nueva colección presta más atención al fitting y al patronaje, queremos que mantenga la marca Boston, pero que la comodidad sea lo más importante”, añade la directiva.

 

El primer cambio para la compañía fue el de su logotipo. Mayoral lo remplazó por una flecha de trazos limpios, acompañada de una tipografía moderna y recta. El reposicionamiento de Boston también incluye una subida de precios. “Estamos vendiendo un producto mejor y más premium”, señala Ríos.

 

“Boston tenía una muy larga tradición textil, pero, cuando la compramos, producía en China”, añade la directora de nuevas marcas de Mayoral. Ahora, Boston comparte la red de proveedores de la compañía de moda infantil y ha firmado acuerdos con nuevos operadores en cercanía.

 

 

 

 

La compañía acaba de abrir nuevos puntos de venta en Vizcaya, Logroño y Murcia y, este mes, inaugurará su tienda número treinta en Marbella, alcanzando su objetivo de puntos de venta para este año. La mayoría de estos se ubican en centros comerciales, además de dos corners en El Corte Inglés. De hecho, tras la compra de Boston, Mayoral cerró una de las tiendas de la cadena a pie de calle en Madrid. 

 

En las grandes ciudades, el alquiler de las calles comerciales es un gran impedimento, así que de momento nos estamos centrando en parques comerciales”, apunta Carmen Ríos. En Málaga, la ciudad de origen de Mayoral, Boston sí ha abierto un establecimiento a pie de calle, en el número 7 de Santa María, con una superficie de 170 metros cuadrados. “No es la mayor calle comercial, pero sí una de las más transitadas”, explica la directiva.

 

Para Hug&Clau, la compañía de moda de mujer que Mayoral compró en septiembre del año pasado, el retail también será el principal pilar de crecimiento este año. El grupo malagueño prevé duplicar la red de distribución de la cadena hasta dieciséis establecimientos en 2022.

 

La empresa madrileña de moda femenina nació en 2013 de la mano de los hermanos Carolina y Sancho García y registró una cifra de negocio de 5,4 millones de euros en 2019. Antes de la compra, Hug&Clau sólo tenía sede en Alcorcón (Madrid), pero trasladó algunos de sus departamentos a Málaga, a la central de Mayoral.

 

Lo mismo ocurrió con Boston, cuyas operaciones estaban basadas en San Sebastián de los Reyes (Madrid). La empresa fue fundada en la capital española en 1945 por Daniel Arteaga y, antes de la pandemia, empleaba a 120 personas. Mayoral prevé ampliar la plantilla de Boston hasta 150 trabajadores este año.

 

El grupo malagueño cerró 2021 con unas ventas de 325 millones de euros, un crecimiento del 3,2%, pero sin llegar a los 365 millones de euros que facturó en 2019. Las compras de Boston y Hug&Clau son las dos primeras de la historia de Mayoral.